Durante el momento más fuerte de la pandemia y el confinamiento, las videollamadas se presentaron como la gran solución para mantener a flote los procesos de comunicación. La verdad es que fueron de gran ayuda, no obstante, en estos momentos existe un agotamiento real de los trabajadores frente a las reuniones de Zoom y similares. Es por ello que, algunas empresas están viendo con buenos ojos a los videos asíncronos como competidor de las videollamadas.

Esta modalidad de comunicación permite que dejemos videos que los destinatarios pueden mirar cuando se conecten, reduciendo el tiempo para brindar cualquier tipo de información.

Los videos asíncronos como principal competidor de las videollamadas

Las videollamadas lograron saturar tanto la vida cotidiana de las personas que en estos momentos se hablan de conceptos como la Fatiga de Zoom. En ese sentido, las empresas comenzaron a mirar alternativas que fueran más amigables con el tiempo invertido por los miembros de las reuniones. Es así como se presentan los videos asíncronos como principal competidor de las videollamadas, gracias algunas características fundamentales.

La primera es la reducción del tiempo, podemos pasar de una videollamada de 30 minutos a un video de 3 minutos. Jeetu Patel, Vicepresidente Ejecutivo de Cisco ha comenzado a aplicarlo, al solicitar un video de 3 minutos a cualquiera que requiera de una reunión. Patel incluso se ha dedicado a calcular el tiempo que ahorra al recibir un video asíncrono, revisarlo y dar feedback, frente al tiempo invertido en las videollamadas. En ese sentido indica, que ha logrado reducir procesos de comunicación de 180 minutos a 60 minutos.

Las mismas empresas como Zoom son conscientes de las bondades de este tipo de comunicación y ha habilitado el envío de videomensajes. Igualmente, en Slack se ha habilitado Slack Clip para la comunicación a través de videos asíncronos. En ese sentido, parece que las comunicaciones evolucionarán a este mecanismo frente a las videollamadas que han saturado el tiempo y disponibilidad de los trabajadores.

Escribir un comentario