Las compañías farmacéuticas Merck & Co. y Ridgeback Biotherapeutics solicitaron la autorización de uso de emergencia a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para distribuir el molnupiravir, una pastilla antiviral que serviría para tratar la COVID-19.

De aprobarse su solicitud, el molnupiravir se convertiría en el primer tratamiento antiviral para combatir al coronavirus SARS-CoV-2 a casi dos años de su aparición. Sin embargo, esta incluiría únicamente su administración en casos adultos de leves a moderados con alto riesgo de empeorar.

Una enfermedad pandémica aún sin cura

A pesar de que el coronavirus tiene poco tiempo en circulación en comparación con otros patógenos, su aparición supuso una ardua búsqueda de soluciones farmacológicas. El año pasado, los científicos y médicos examinaron entre varios medicamentos existentes, y entre varios esfuerzos infructuosos dieron con la dexametasona, que puede ayudar a los pacientes más graves.

También han indagado en el plasma sanguíneo de pacientes recuperados y apostado por la producción de anticuerpos monoclonales. Sin embargo, hasta ahora, no hay un tratamiento totalmente eficaz para abordar esta infección que ha causado 4.55 millones de muertes.

Los resultados de un ensayo prometedor

En medio de la incertidumbre respecto a la efectividad de las vacunas a largo plazo, la solicitud de Merck brinda un rayo de esperanza. Su presentación se basa un estudio de eficacia que se detuvo en un punto intermedio debido a los excelentes resultados que estaba arrojando.

Más de 700 pacientes fueron asignados al azar para recibir el molnupiravir o un placebo. Ninguno de ellos había recibido ni una dosis de alguna de las vacunas contra la COVID-19 aprobadas hasta ahora.

Una pastilla antiviral capaz de evitar casos graves y muertes por COVID-19

Los resultados preliminares muestran que la pastilla antiviral redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50 por ciento de las personas con COVID-19. Como indicó la compañía en un comunicado:

“En el análisis intermedio, molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50 por ciento. El 7,3 por ciento de los pacientes que recibieron molnupiravir fueron hospitalizados o murieron hasta el día 29 después de la aleatorización, en comparación con el 14,1 por ciento de los pacientes tratados con placebo”.

Por si fuera poco, hasta el día 29 del ensayo, no se han registrado muertes en los pacientes que recibieron el medicamento oral en comparación con las ocho muertes registradas en pacientes que recibieron el placebo en su lugar.

40 pastillas durante cinco días para combatir la COVID-19

Fachada de Merck, compañía que desarrolló la pastilla antiviral contra COVID-19.
Crédito: Reuters.

El tratamiento propuesto se administra en cuatro píldoras de 200 mg tomadas dos veces al día durante cinco días. En total, un paciente con COVID-19 debería tomar 40 píldoras para disfrutar de los efectos descritos. Hasta ahora, parece seguro y efectivo aplicarlo en adultos con COVID-19 de leve a moderada con riesgo de empeorar o de hospitalización.

“Siempre estamos buscando formas de optimizar las fórmulas de nuestros medicamentos y aumentar la comodidad de los pacientes”, dijo un portavoz de Merck. “En este momento estamos buscando la aprobación de la Unión Europea para la dosis de 800 mg dos veces al día con nuestra formulación en cápsulas de 200 mg”.

Ciertamente, no parece demasiado cómodo, pero sin lugar a dudas es mejor y menos invasivo que las inyecciones de corticosteroides, antivirales y anticuerpos monoclonales usadas previamente para tratar a ciertos pacientes.

Un acuerdo de compra anticipada

“El extraordinario impacto de esta pandemia exige que nos movamos con una urgencia sin precedentes, y eso es lo que han hecho nuestros equipos al presentar esta solicitud de molnupiravir a la FDA en los 10 días siguientes a la recepción de los datos”, dijo el director general y presidente de Merck, Robert Davis, en el comunicado.

El gobierno estadounidense ya ha comprado 1,7 millones de tratamientos con un coste de US$ 1.200 millones. Cada tratamiento de cinco días cuesta alrededor de unos US$ 700. Sin embargo, la compañía ha señalado que aún no ha establecido un precio para el medicamento porque aún no ha sido aprobado por el ente correspondiente.

Referencia:

Merck and Ridgeback Announce Submission of Emergency Use Authorization Application to the U.S. FDA for Molnupiravir, an Investigational Oral Antiviral Medicine, for the Treatment of Mild-to-Moderate COVID-19 in At Risk Adults. https://www.merck.com/news/merck-and-ridgeback-announce-submission-of-emergency-use-authorization-application-to-the-u-s-fda-for-molnupiravir-an-investigational-oral-antiviral-medicine-for-the-treatment-of-mild-to-moderate-c/

Escribir un comentario