Desde la presentación de Windows 11 comenzaron las dudas sobre su compatibilidad debido a la exigencia de tecnología TPM 2.0. Durante el camino esto fue cambiando e incluso, Microsoft reveló información sobre cómo instalar el sistema operativo sin esta versión del chip. Pese a ello, el problema continúa en uno de los mercados más grandes de Microsoft y es que Windows 11 con su exigencia del chip TPM sigue representando un problema China.

Las razones de estos inconvenientes no son nuevas, sino que datan del año 1999 y en estos momentos representan una verdadera muralla, aunque no imposible de saltar.

¿Cuál es el problema de Windows 11 y los chips TPM en China?

Como mencionábamos antes, Windows 11 flexibilizó sus exigencias respecto a la versión del chip TPM, en vista de que muchos usuarios quedarían por fuera. En ese sentido, ahora los equipos con Trusted Platform Module 1.2 tienen una posibilidad filtrada por la misma compañía. Sin embargo, esto no representa ningún tipo de solución para que los usuarios chinos puedan actualizar a Windows 11, porque el problema que presentan es un poco más profundo.

En el año 1999, el gobierno de China prohibió la tecnología TPM y en su lugar, habilitar el llamado TCM: Trusted Cryptography Module. Es decir, en China los fabricantes manejan un chip diferente que no ha sido tomado en cuenta por Microsoft para actualización a su nuevo sistema operativo. Básicamente, en China no se venden equipos con módulos TPM y esta es la barrera para actualizar a Windows 11.

En junio, por ejemplo, la empresa anunció que los fabricantes podían incorporar Windows 11 en sus equipos sin TPM. No obstante, esto soluciona únicamente la entrada del sistema al país, no la actualización para usuarios con Windows 11. Al ser un mercado tan grande, seguramente Microsoft encontrará una solución a esta situación. Pese a ello, por el momento la gran mayoría de los usuarios chinos tendrán que esperar un poco más.

Escribir un comentario