Este año el Premio Nobel de la Paz se ha otorgado a dos periodistas independientes que revelaron hechos de corrupción y mala gestión de gobierno en sus países natales, Filipinas y Rusia.

El Comité Noruego del Nobel ha condecorado a María Ressa, exjefa de la oficina de CNN en Filipinas, directora ejecutiva y cofundadora de Rappler, y Dmitry Muratov, editor en jefe de Novaya Gazeta, no solo por su práctica informativa, sino también como una manifestación de respaldo hacia la liberad de discurso y al periodismo libre.

Durante una conferencia de prensa, la presidenta del comité, Berit Reiss-Andersen, destacó su “valiente lucha por la libertad de expresión” y su papel en la protección global “contra el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra”.

María Ressa, la primera filipina en recibir un premio Nobel

Ressa, de 58 años, ha sido una de las tantas periodistas nombradas Persona del Año por la revista Time. Pero también es la primera filipina en ganar un premio Nobel en cualquier categoría, por lo que el anuncio marca un nuevo hito para el país asiático, que en algún momento de su historia fue uno de los que más abogaba por la veracidad.

Fotografía de María Ressa, ganadora del Premio Nobel de la Paz de 2021.
María Ressa, ganadora del Premio Nobel de la Paz de 2021.

Pese a ello, la periodista ha recibido múltiples ataques de difamación y demandas por sus críticas contra el presidente de su país, Rodrigo Duterte. En agosto de este año, el tribunal nacional desestimó uno de los casos.

“Nunca ha sido tan difícil ser periodista como lo es hoy”, dijo Ressa, de 58 años, refiriéndose a los numerosos casos legales que se le han atribuido por su trabajo en el sitio web de investigación Rappler.

Desde 2012, el medio se ha encargado de desvelar asesinatos a gran escala cometidos durante una campaña contra las drogas. Por tanto, la veterana calificó el premio como “un reconocimiento mundial del papel del periodista en la reparación de nuestro mundo roto”.

Dmitry Muratov, el primer ruso en recibir un Premio Nobel de la Paz este siglo

Muratov, de 59 años, es uno de los fundadores del periódico independiente Novaya Gazeta establecido en 1993. También ha sido su editor en jefe desde 1995.

Al enterarse del premio, Muratov decidió dedicarlo a seis colaboradores de su períodico, Novaya Gazeta: Igor Domnikov, Yuri Shchekochikhin, Anna Politkovskaya, Stas Markelov, Anastasia Baburova, Natasha Estemirova. Todos ellos fueron asesinados luego de exponer las violaciones a los derechos humanos y la corrupción del actual gobierno ruso.

Dmitry Muratov, ganador del Premio Nobel de la Paz de 2021.
Dmitry Muratov, ganador del Premio Nobel de la Paz de 2021.

“Estas son las personas que han ganado hoy el Premio Nobel de la Paz”, dijo Muratov tras recitar sus nombres. Hoy los retratos de estos activistas cuelgan en la sede del periódico de Moscú.

Muratov es el primero ruso en recibir un Premio Nobel de la Paz en este siglo; el último en recibirlo fue el líder soviético Mikhail Gorbachov en 1990, y cabe destacar que ambos personajes han estado relacionados en su trabajo por mostrar la verdad al mundo. Gorbachov contribuyó con fondos provenientes de su propio premio para establecer el periódico de Muratov.

“Aprovecharemos este premio en interés del periodismo ruso que (las autoridades) ahora están tratando de reprimir”, dijo Muratov a Podyom, un sitio web de periodismo. “Intentaremos ayudar a personas que han sido reconocidas como agentes, que ahora están siendo tratadas como basura y exiliadas del país”.

Irónicamente, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, felicitó a Muratov por su premio. También se refirió a él como una persona “talentosa y valiente”.

El objetivo del Premio Nobel de la Paz de 2021

Reiss-Andersen describió a ambos personajes como “representantes de todos los periodistas que defienden” el ideal de la libertad de expresión “en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa enfrentan condiciones cada vez más adversas”.

La intención de este premio va más allá de destacar el trabajo de dos valientes que se han rebelado contra el totalitarismo; también recuerda la importancia de la práctica del periodismo riguroso en un contexto en el que estamos cada vez más expuestos a la difusión de falsedades y matrices de opinión.

“El periodismo libre, independiente y basado en hechos sirve para proteger contra el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra”, agregó. Además, destacó la prensa libre como un requisito para “la fraternidad entre las naciones, el desarme y un orden mundial mejor”.

Cabe destacar que el comité no otorgaba un Premio Nobel de la Paz a periodistas desde el 1935, año en el que el ganador fue el alemán Carl von Ossietzky, quien reveló un programa secreto destinado a rearmar al país pese a las prohibiciones posguerra.

Referencia:

Journalists who took on Putin and Duterte win 2021 Nobel Peace Prize. https://www.reuters.com/world/philippines-journalist-ressa-russian-journalist-muratov-win-2021-nobel-peace-2021-10-08/

Escribir un comentario