No es una noticia nueva para nadie el escuchar sobre la diferencia entre los salarios que suelen obtener los hombres y las mujeres en el campo laboral. Sin embargo, a pesar de que se conoce el fenómeno, aún se lo ha estudiado poco. Como un intento de aumentar la base de conocimientos, se realizó una investigación enfocada en las habilidades de negociación salarial de hombres y mujeres.

Según la nota de prensa de la Universidad de California del Sur (USC) la investigación fue llevada a cabo por los investigadores Emmanuel Johnson, Gale Lucas, Jonathan Gratch y Peter Kim. En su estudio, utilizaron un asistente virtual de contrataciones para descubrir si las tácticas de negociación de hombres y mujeres podían influir en su salario final.

Los hombres y las mujeres son igual de malos en la negociación salarial

Para la investigación, se contó con la participación de 440 participantes que optarían por un puesto de ingeniería de software. Los resultados finales de dicho experimento se presentaron luego, en la 21ª Conferencia Internacional ACM sobre Agentes Virtuales Inteligentes.

Hombres y mujeres.
Vía stock.adobe.com

De acuerdo a lo observado, todos se mostraron poco habilidosos a la hora de negociar. En consecuencia, la mayoría de los hombres y mujeres no pudieron obtener los mejores resultados posibles de su entrevista y oferta laboral.

De hecho, los registros incluso indican que el 43% de la muestra simplemente no negoció en absoluto, ya fueran hombres, mujeres o personas no binarias. Por otro lado, aquellos que sí se atrevieron a negociar pudieron conseguir ofertas hasta 13 mil dólares más altas que las de sus contrapartes, todo debido a la negociación y de forma independiente al sexo –ya que el asistente virtual fue programado para ignorar por completo ese dato–.

Pero… la brecha salarial aún existe, ¿por qué?

El que las mujeres y los hombres sean igualmente malos en la negociación salarial podría hacernos pensar que entonces el terreno laboral está nivelado. Sin embargo, lastimosamente, la situación no es tal.

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres.
Vía stock.adobe.com

En la actualidad, la brecha de salario entre mujeres y hombres existe. Pero, como vemos, la responsabilidad de ella no parece caer directamente sobre los aplicantes. De hecho, se ha demostrado que, sin sesgos del investigador, el género de los participantes no influyó en absoluto en sus resultados monetarios.

Cuando les preguntamos a las mujeres cuál era su resultado final al entrar en la negociación, estaban dispuestas a conformarse con menos si pensaban que el entorno es hostil para una mujer, lo que sugiere que esperaban un trato injusto. (…) Sin embargo, esta expectativa no afectó su resultado final cuando el entrevistador ignoró su género, como nuestra IA estaba programada para hacer. Esto es consistente con la historia de que el problema es con los hombres que están entrevistando a las mujeres, no con las mujeres mismas”, acotó Gratch.

Aprendizajes para el futuro

Para los investigadores, el reciente estudio no solo nos muestra cómo la negociación salarial puede hacer la diferencia para hombres y mujeres por igual. En realidad, también nos señala la necesidad imperante de adaptar nuestros sistemas de contratación para que los sesgos de género no puedan influir sobre las decisiones de contratación u ofertas laborales.

Este estudio destaca el potencial del uso de agentes virtuales para estudiar problemas sociales relacionados con cómo y por qué diferentes grupos toman decisiones y el impacto de esas decisiones”, comentó adicionalmente Johnson.

De acuerdo a lo dicho por el director del estudio, los nuevos datos dejan clara la necesidad de un nuevo sistema de contratación. Uno que, por lo que parece, podría favorecerse de los agentes virtuales, como el que participó en la investigación. Un detalle que, a la larga podría extenderse a otras áreas del campo laboral como lo es la deliberación de posibles asensos, asignación de cargos y otorgamiento de oportunidades de liderazgo.

Escribir un comentario