Investigadores de Caltech, un instituto tecnológico independiente en Pasadena, California, ha presentado hoy un proyecto que puede cambiar el cómo realizan tareas algunas personas. Se trata de LEgs ONboARD drONe, también llamado LEONARDO o LEO por los científicos, un robot bípedo capaz de volar.

La presentación oficial de LEO se hizo en la web de Caltech y su canal de YouTube, este robot de 2.58 kilos y 75 centímetros tiene un par de hélices en su espalda y sus piernas muy ligeras que le permiten dar saltos, aterrizar y volar a cierta altura si es lo que se quiere.

Pensado para ayudar

Por ahora solo es un prototipo, pero Caltech va en serio con este proyecto. La idea es optimizar al bueno de LEO para que pueda realizar tareas peligrosas para un humano, como visitar zonas en las que ocurrió un desastre natural, sustitución de componentes en torres muy altas o cualquier zona alta a la que LEO pueda acceder sin tantos problemas.

La concepción del robot se hizo pensando en lo mejor de los robots terrestres y los drones. Normalmente los primeros son buenos para tareas motrices básicas y son resistentes, pero no son muy rápidos y tienen movilidad reducida. Por su parte, los drones son todo lo contrario y encima tienen requisitos energéticos bastante altos.

Con LEO se espera conseguir lo mejor de ambos mundos, aunque han intentando no limitarlo para ahorrar energía, es decir que todavía deben resolver el asunto de la batería para que funcione por más tiempo. LEO se puede controlar a distancia y tiene un sofisticado software instalado en un núcleo dentro de su pecho, este funciona de acuerdo a las capacidades motrices del robot y está programado para evitar daños al aterrizar.

Los líderes del proyecto, Kyunam Kim, Soon-Jo Chung, Elena-Sorina Lupu, y Patrick Spieler, explicaron a Gizmodo que los materiales de LEO están hechos para ser resistentes y livianos y que se puso tanto empeño en el software como el hardware del robot.

Un paper relacionado con este proyecto Science Robotics.

Escribir un comentario