El espacio exterior está lleno de procesos y elementos que aún debemos descubrir y estudiar para poder entenderlos. Con ese trabajo, esperamos algún día poder saber cuál fue el verdadero origen de la vida orgánica en nuestro planeta –y si puede repetirse en otras partes–. Ahora, una reciente investigación ha estudiado la posibilidad de que la “panspermia” sea la causante del nacimiento de vida en una galaxia como la nuestra.

Por ahora, el estudio que da sustento a tal investigación se encuentra como una preimpresión en la base de datos arXiv. Su autoría corresponde a los investigadores Raphael Gobat, Sungwook E. Hong, Owain Snaith y Sungryong Hong, quienes analizaron si la panspermia pudo ser un factor decisivo durante el desarrollo de la vida en la Tierra.

¿Qué es la panspermia?

De forma resumida, la panspermia es el nombre que se le da al proceso que plantea a los cometas intergalácticos como las posibles fuentes de la vida en nuestra galaxia. Básicamente, la idea se sustenta en el hecho de que los asteroides, cometas y demás pueden llevan en su centro o superficie variados compuestos orgánicos necesarios para la formación de la vida.

De allí que se considere que ellos podrían actuar como mensajeros que transporten los elementos de una galaxia a otra, chocando con planetas y, en algunos casos, llevando el ingrediente que hacía falta para que la vida aflorara. Todo debido a que algunos grupos de científicos consideran que el tiempo entre que la Tierra se enfrío y aparecieron las primeras formas de vida es particularmente corto.

Galaxia como la Vía Láctea.
Vía Pxfuel.

Por ese motivo, consideran que es posible que nuestro mundo recibiera un “empujón externo” de asteroides con los componentes orgánicos que pudieron desencadenar el proceso de formación de la vida.

Panspermia: la teoría que plantea una forma en la que la vida puede extenderse por la galaxia

Para poder comprobar dicha idea, los investigadores trabajaron con una serie de simulaciones de galaxias diseñadas para imitar hasta cierto punto las condiciones de la nuestra. De entre las 16 MUGS (simulaciones de galaxias no sesgadas de McMaster) los científicos decidieron utilizar la g15784 que es solo un poco más masiva que la Vía Láctea.

Al analizar las condiciones de habitabilidad de los planetas, notaron que ellas solían ser similares entre zonas. Por otro lado, las posibilidades de que la panspermia se diera y desencadenara la vida en distintas zonas de la galaxia variaron según otra infinidad de componentes externos.

Con eso, los resultados del estudio demostraron que la panspermia era un evento posible, pero no necesariamente común. En consecuencia, la formación de vida in situ parece seguir siendo la explicación más plausible para el desarrollo que hubo en la Tierra. Pero, aun así, la investigación también comprobó que el proceso es una posibilidad real y que, como tal, no podemos descartarla por completo de nuestras hipótesis.

Entonces… ¿la panspermia podría fomentar la vida en la galaxia?

Vía Pxfuel.

Las investigaciones actuales no son suficientes para dar un sí rotundo a esa pregunta, pero al menos muestran que la posibilidad existe. Sin embargo, para poder estar seguros será necesario desarrollar estudios más detallados y simulaciones más exactas con modelos de alta resolución.

Por ahora, la baja resolución de los MUGS solo nos muestra que la panspermia es una posible fuente para la vida en la galaxia. No obstante, no la podemos ver como una explicación absoluta al origen de la vida, ni como un elemento irrefutable.

Hasta que se hagan más investigaciones, estudios como el presente y los visitantes intergalácticos como Oumuamua y el cometa 2L/Borisov actuarán como recordatorios de la posible acción de la panspermia. Ahora, para poder comprobarla, se tendrá que descubrir si los “bloques de construcción orgánicos” realmente son capaces de sobrevivir un viaje entre galaxias.

Referencia:

Panspermia in a Milky Way-like Galaxy: arXiv:2109.08926v1

Escribir un comentario