Un evento inédito se ha dado en las instalaciones del Aquamarine Fukushima, un famoso acuario ubicado en las costas japonesas. Según parece, se ha identificado un ejemplar de una criatura marina que ha despertado la curiosidad tanto de visitantes como de trabajadores. Básicamente, se trata de un tipo de parásito marino de Japón que, por algún motivo, luce exactamente igual que un sushi de atún.

El descubrimiento se anunció al mundo a través de una publicación en Twitter hecha por el acuario Aquamarine Fukushima. Luego de eso, las comparaciones entre el pequeño isópodo y el popular platillo japonés no se hicieron esperar.

¿Cómo encontraron al sushi con patas?

Simplemente, el pequeño animal quedó atrapado en las redes de unos pescadores en la ciudad costera de Rausu. Ella se encuentra ubicada en Hokkaido, la isla más norteña de Japón.

Según se sabe, la criatura se atoró en las redes a una profundidad de entre 800 y 1.200 metros bajos el nivel del mar. Una vez en la superficie, los pescadores –al no reconocer sus particulares colores– se dieron a la tarea de llevarlo al acuario, para averiguar de qué se trataba.

De acuerdo a posteriores publicaciones del refugio marino, se identificó al animal como miembro de la familia de los isópodos. En general, quienes conforman ese grupo suelen ser criaturas marinas carroñeras que consumen restos descompuestos de animales muertos.

No obstante, el recién descubierto espécimen parece ser parte de los isópodos de Rocinela, que tienen una naturaleza parasitaria. Eso por lo menos según lo dicho por Mai Hibino, cuidadora del acuario, para Vice.

Parásito de Japón que parece sushi de salmón.
Crédito: Aquamarine Fukushima.

Debido a eso, se suelen resguardar en la espalda o los órganos internos de sus anfitriones. Por lo que una vez allí, el adorable “sushi de salmón” se convierte en un parásito sanguinario que se alimenta de la fauna marina de Japón.

¿Bocadillo marino? ¿Por qué este parásito de Japón se parece tanto a un sushi de salmón?

Incluso en estos momentos los científicos no han podido explicar claramente el porqué detrás de la rara coloración de la criatura. Por lo general, los isópodos tienen colores marrones apagados que los hacen poco llamativos.

Sin embargo, como mencionamos, este tipo en particular es especial debido a su alimentación parasitaria. En consecuencia, los cambios en su coloración pueden deberse al tipo de alimentación que llevó antes de ser capturado.

Ahora, debido al pequeño tamaño del parásito de Japón, con unos 3 cm que lo hacen no solo similar al sushi en apariencia sino en dimensiones, el isópodo pudo haber parasitado una gran variedad de peces. Como consecuencia, no es posible crear ni siquiera un listado concreto que indiqué qué tipo de comida debió consumir para lucir así.

Por los momentos, lo que nos queda es disfrutar de la curiosa imagen que hace ese sushi caminante y esperar a futuras observaciones para saber si se ha descubierto más información con respecto a la particular criatura.

Escribir un comentario