Por si todo el problema de ayer no fuera suficiente, Facebook hoy verá como una ex empleada, France Haugen declarará ante subcomisión del Senado de Protección al Consumidor, Seguridad de Productos y Seguridad de Datos de Estado Unidos. La idea es que Haugen lo que vio dentro de la empresa.

Haugen, de 37 años, comenzó a trabajar en Facebook en 2019 en busca de cambiar algo en su entorno, empezando por la red social que consideraba que estaba fomentando el extremismo.

Me uní a Facebook porque alguien cercano a mí se radicalizó en línea. Me sentí obligada a tomar un papel activo en la creación de un Facebook mejor y menos tóxico.

Declaraciones en 60 Minutes.

Participación cívica

Haugen participó en el departamento de integridad cívica, el cual se disolvió poco después de que Biden fuera electo presidente de los Estados Unidos. Esto ya la había desilusionado, pero comenta que todo empeoró cuando las tareas empezaron a delegarse a diferentes departamentos.

“Lo que vi en Facebook una y otra vez fue que había conflictos de intereses entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook, y Facebook una y otra vez optó por optimizar para sus propios intereses, como ganar más dinero.

Declaraciones en 60 Minutes.

La ingeniera e informática revela que Facebook solo creció cuando empezó a vender la privacidad de las personas. “Facebook paga sus gastos con la seguridad de todos, incluso la de nuestros hijos”.

Por esto Haugen renunció el pasado mes de abril y presentó ocho quejas ante la Comisión de Bolsa y Valores. Allí alegaba que la empresa oculta información a sus inversores y al público. Además, presento dócumentos del Wall Street Journal sobre los que también hemos hablado acá, en referencia al daño que hacen las redes de Facebook a adolescentes.

Sin embargo, también reveló en su entrevista a 60 Minutes que no pretende hundir a la empresa de Zuckerberg. “Si la gente simplemente odia más a Facebook por lo que hice, entonces fracasé. Creo en la verdad y la reconciliación”.

En teoría la subcomisión del Senado escuchará a Haugen y tomará en cuenta todos los documentos presentados. Lo que viene después puede ser una nueva convocatoria de Zuckerberg y sus abogados al senado, quizá no por Haugen pero sí por toda la documentación relacionada con Facebook..

Ya son demasiadas las acusaciones formales contra Facebook, y ni siquiera estamos tomando en cuenta las consecuencias a la caída de sus servicios y cómo afecto a todo internet. Así que FB está en el ojo del huracán, aunque allí está hace ya 5 años y parece llevarlo bien.

Escribir un comentario