Las impresoras 3D han experimentado un incremento de ventas sin precedentes en todas sus gamas. El 52% de los ingresos generados provienen de la venta de hardware de impresión para impresoras industriales. Sin embargo, las impresoras 3D personales han registrado un incremento de más del 38% de ventas. Cada vez hay más personas que quieren crear sus propios objetos en casa, aunque no siempre es fácil elegir el equipo adecuado para las piezas que se desean fabricar. En Creación 3D puedes encontrar diferentes comparativas e información práctica sobre impresoras 3D.

Pero, ¿por qué cada vez son más habituales dentro del ámbito doméstico? ¿Conoces sus ventajas y desventajas? A continuación hablamos de ellas. ¡Presta atención!

Ventajas de las impresoras 3D en el ámbito doméstico

Accesibilidad para todo tipo de usuarios

La mayoría de modelos de impresoras 3D cuentan con sistemas formados por softwares y hardwares accesibles a todo tipo de usuarios independientemente de cuáles sean sus conocimientos técnicos. Los modelos domésticos permiten la producción e impresión de todo tipo de elementos sin necesidad de recurrir a profesionales externos. El proceso es rápido e intuitivo: El usuario únicamente deberá contar con material de impresión y un modelo virtual tridimensional.

Versatilidad en diseños cada vez más minimalistas

Una impresora 3d abre la puerta a todo tipo de proyectos. Las alternativas de diseño y producción se tornan infinitas con un grado de precisión cada vez mayor. Además, a medida que sus prestaciones se multiplican, sus diseños se tornan más minimalistas. Los tamaños de las impresoras son cada vez más reducidos.

Ahorro de costes

En el mundo de la impresión 2d, el coste de producción es inversamente proporcional al volumen de producción, es decir, a medida que se imprimen más documentos, más se reduce el coste unitario y por lo tanto más ahorra el usuario. Cuando hablamos de impresión en 3D ocurre al contrario. Cuando se incurre en un volumen de producción bajo, se produce un ahorro sustancial. En este caso, sus costes asociados son constantes e individualizados a cada pieza. La impresión con una impresora 3d doméstica permite reducir costes pero a otro nivel. Por ejemplo, el usuario no debe afrontar gastos en concepto de almacenamiento o transporte.

Reducción de emisiones y residuos

Su utilización repercute positivamente en el medio ambiente. ¿La razón? Su uso ayuda a reducir desplazamientos innecesarios. Además, por otra parte, su proceso de impresión permite optimizar los recursos al máximo nivel. Mientras que los procesos industriales generan residuos durante el tratamiento de las materias primas, con la impresión 3D el dispositivo calcula previamente cuál es la cantidad de recursos o material necesario para llevar la impresión a cabo. En caso de que sobrase, podría emplearse en la impresión de otro proyecto diferente por lo que no existiría ningún tipo de pérdida indirecta.

Mercado creciente

Aunque su uso aún no se ha generalizado, hay suficientes razones para pensar que se convertirá en un dispositivo de uso global. Su adquisición y utilización se hacen cada vez más populares. Año tras año asistimos a lanzamientos cada vez más avanzados y personalizables. Encontramos modelos de impresoras minimalistas, de reducidas dimensiones, pero a la vez eficientes y con un gran alcance de aplicación. Esta evolución también se percibe dentro del mundo de los softwares. Hoy podemos acceder a programas de diseño 3D cada vez más intuitivos y versátiles (muchos de ellos en soluciones 100% online).

Por otro lado, sus precios cada vez son más competitivos. En este enlace puedes acceder a una guía de impresoras 3D con una buena relación calidad-precio.

¿Cuáles son las desventajas de la impresora 3D?

Aún existen vacíos legales y riesgos de uso

Su uso aún no está regulado del todo y existen algunos vacíos legales al respecto. A partir de una impresora online es posible generar todo tipo de objetos, incluyendo aquellos que pueden comprometer la seguridad de otras personas (por ejemplo, llaves de acceso).

Ha sustituido a la mano de obra humana

La irrupción de las impresoras 3D (especialmente aquellas que trabajan con materiales como la madera sintética) ha supuesto un handicap en el sector de la artesanía donde los profesionales especializados se ven reemplazados de forma sistemática por este tipo de dispositivos.

Problemas a nivel legal

Aquellos usuarios que las utilicen deben tener ciertos conocimientos legales claros. Uno de los principales conflictos que surgen de las impresoras online es la capacidad de fabricar prácticamente cualquier tipo de objeto. Esto puede llevar a vulnerar algunos derechos como los derechos de autor. Si los objetos impresos van a ser comercializados, es importante que el usuario cuente con ciertas nociones básicas pues de lo contrario podría ponerse en situaciones de riesgo ante la justicia.

El filamento ABS es nocivo para la salud

Como ocurre en todos los ámbitos del mercado, existen algunos proveedores o recursos que no reciben ningún tipo de control de calidad. Es importante tener en cuenta que la utilización de filamento ABS sin protección puede representar serios riesgos para la salud al tratarse de una sustancia contaminante con una composición rica en BPA.

Escribir un comentario