La ciencia y buena parte de la humanidad en general sabe cuán importantes son las abejas para la vida en la Tierra; aún así, continuamos haciendo todo lo que favorece a su rápida extinción. La razón podría ser nuevamente la ignorancia; saber que son importantes no es lo mismo a comprender por qué lo son. ¿Es posible un futuro sin abejas en nuestro planeta? De hecho sí, pero no es para nada agradable, al menos para el exigente paladar humano.

Dave Goulson, un experto en abejas y profesor de la Universidad de Sussex, presentó recientemente una serie de imágenes que nos muestran lo que nos espera. Porque aunque hablar de futuro suena como algo lejano, las consecuencias de perder a las abejas podrían estar más cerca de lo que pensábamos.

¿Por qué las abejas son importantes para los ecosistemas?

En Reino Unido, existen al menos 6,000 tipos diferentes de insectos polinizadores. En particular, las abejas destacan por ser muy eficaces en ello: una sola abeja puede polinizar 4,000 flores en un solo día. Pero también son populares en la ciencia por otros rasgos que denotan inteligencia.

Abejas polinizando plantas moradas.

Por ejemplo, aunque polinizan muchísimas especies, son muy selectivas al hacerl; gracias a su olfato evitan las flores que fueron visitadas recientemente. También pueden memorizar los puntos de referencia y movilizarse hacia sus colonias desde largas distancias, por lo que su impacto abarca grandes extensiones de tierra.

Las abejas son el polinizador dominante en la mayoría de los ecosistemas terrestres. Miles de especies de plantas silvestres y el 75% de los cultivos que depende de ellas, por lo que un futuro sin abejas se traduciría en menos recursos para alimentarnos.

En consecuencia, en los mercados ya no abundarían las frutas y verduras que tanto bien hacen a nuestra nutrición y salud en general. Asimismo, los campos de cultivo se volverían menos prósperos y muchas variedades de flores dejarían de decorarlos.

Poco se sabe sobre la rápida desaparición de las abejas

Junto a Clipper Teas en Organic September, una compañía dedicada a la fabricación de té orgánico de comercio justo, se llevó a cabo una investigación sobre los riesgos. Una cuarta parte de los 2,000 adultos que participaron no estaba al tanto de que la agricultura orgánica es más beneficiosa para las abeja.

Recordemos que los pesticidas que suelen usarse en las actividades agrícolas son un gran problema desde hace varios años. Goulson explica que “las tiendas de miel en los nidos de abejas a menudo contienen cócteles de 10 o más pesticidas”, lo cual es bastante preocupante.

Abeja polinizando flor roja.

Además, “muchos pesticidas son directamente tóxicos para las abejas, no solo insecticidas, sino también fungicidas y herbicidas”. Varios estudios demuestran que estos pesticidas matan a las abejas o, en el mejor de los casos, limita sus capacidades causándoles problemas de aprendizaje, baja resistencia a las enfermedades y reducción de la fertilidad.

Por si fuera poco, los herbicidas eliminan las malas hierbas, también conocidas como flores silvestres. Por lo tanto, no solo tienen efecto directo sobre las abejas, sino que reducen la disponibilidad de sus alimentos.

El estudio también reportó que un 37% de los adultos encuestados no está seguro de cómo es que la agricultura orgánica es más beneficiosa para el medio ambiente que la no orgánica. 4 de cada 10 no tenía idea de que los alimentos producidos bajo esta dinámica no contienen químicos dañinos; 44% no sabía que el cultivo de productos orgánicos requiere menos pesticidas.

Un futuro sin abejas y sin nuestros alimentos preferidos

Para tener una idea de lo que implicaría un futuro sin abejas, los investigadores nos dejan una lista extensa con algunos de los alimentos de los que tendríamos que despedirnos. Entre ellos, tomates (y por ende, salsas para pastas y pizzas), el curry, los frijoles, la mayoría de las mermeladas de frutas, pepinos, melones, calabazas, calabacines, nabos, aguacates, habas, judías verdes y muchas variedades de ingredientes picantes, entre otros.

Cuerpo de abeja.

Por fortuna, la causa no está perdida aún. El estudio también reveló que el 64% de los participantes ha tomado medidas para adaptar el jardín de su casa o espacios exteriores de modo que sirvan de hogar para las abejas.

Algunos de los pasos informados incluyesn plantar plantas y flores atractivas para estos pequeños polinizadores, dejar que el césped crezca más de lo normal y prescindir de los insecticidas.

“Es maravilloso ver cuántas personas están haciendo todo lo posible para ayudar a las abejas”, reconoció Goulson con un tono de optimismo. Sin embargo, la batalla para salvarlas está lejos de terminar.

Referencia:

Expert warns of a future without bees if shoppers don’t alter our food buying habits. https://phys.org/news/2021-09-expert-future-bees-shoppers-dont.html

Escribir un comentario