Samsung ha presentado en su blog el proyecto que está llevando a cabo con ayuda de la Universidad de Harvard. Se trata de producir chips neuromórficos que imiten de la mejor manera las conexiones entre neuronas de un cerebro humano. Esta idea existe en la informática desde los años 80, pero esta vez Samsung confía en lograrlo.

Desde el empresa coreana reconocen que suena extraño, pero revelan que la mejor manera de imitar el cerebro es con un proceso de “copia y pega”. La herramienta de copiado es una matriz de nanoelectrodos creada por los investigadores del proyecto y es clave para poder entender cómo funcionan las conexiones del cerebro.

La técnica más conocida

Incluso hoy día es un misterio cómo se conectan todas las neuronas y por qué lo hacen cómo lo hacen. Sin embargo, el proyecto ya no busca recrear la mente humana sino fabricar un chip inspirado en la conexión de redes neuronales y acercarse lo más que se pueda a la mente de un humano.

Esto implicaría un avance científico sin parangones que crearía una mente artificial con capacidad de aprendizaje, adaptación al entorno e incluso autonomía y el procesamiento de la información.

 La matriz de nanoelectrodos se introduce en un gran número de neuronas para registrar sus señales eléctricas. Estas grabaciones intracelulares informan del mapa de cableado neuronal, indicando dónde se conectan las neuronas entre sí y la fuerza de estas conexiones. Por lo tanto, a partir de estos registros se puede “copiar” el mapa de cableado neuronal.

El mapa neuronal copiado se “pegará” a una red de memorias no volátiles las unidades de estado sólido (SSD) o las memorias de acceso aleatorio resistivas (RRAM). Dado que el cerebro humano tiene unos 100.000 millones de neuronas, el chip neuromórfico definitivo requerirá unos 100 billones de memorias. Algo que solo es posible gracias a la integración de memorias en 3D, una tecnología liderada de Samsung.

La investigación se ha publicado en Nature Electronics con el nombre “Electrónica Neuromórfica basada en copiar y pegar el cerebro”.

Escribir un comentario