Es bien sabido que las mujeres embarazadas deben poner especial cuidado en los medicamentos y alimentos que colocan en su cuerpo, de forma que puedan asegurar la salud del bebé. Ahora, eso hace que la lista de elementos “permitidos” sea generalmente muy estrecha. Pero, algunos fármacos de uso común, como el paracetamol, aún no han probado ser totalmente inofensivos ante el embarazo.

Usualmente, se piensa en el paracetamol –también llamado acetaminofén en algunos países– como la solución ideal para las mujeres embarazadas. En general, su capacidad para la disminución de la inflamación y del dolor es lo suficientemente eficiente para funcionar como un sustituto más suave del ibuprofeno –cuyo uso no se recomienda para quienes ya tengan un embarazo más avanzado–.

¿Qué se sabe sobre el paracetamol y su efecto en el embarazo?

Con el tiempo, se han evaluado algunos de los posibles riesgos que podría tener el uso de acetaminofén. Sin embargo, ningún estudio ha dado todavía una respuesta concluyente sobre si el paracetamol podría o no influir de forma negativa en el embarazo. Luego de estudiar tal posibilidad, un grupo de 91 científicos publicó sus resultados en la revista científica Nature Reviews Endocrinology.

Pastillas de paracetamol.
Vía Wikimedia Commons.

El estudio se encargó de realizar una revisión de la literatura científica que, hasta la fecha, ha abordado el tema. De acuerdo a su recopilación, está corroborado que el acetaminofén es un aliado eficiente a la hora de eliminar los dolores y molestias causados por el embarazo.

Sin embargo, no es necesariamente el más calificado para la tarea, ya que su capacidad de eliminar los típicos dolores de cabeza, musculares, de espalda y de rodilla no es necesariamente la más alta. Sin embargo, como se lo ha pensado como un fármaco inofensivo para el bebé y el desarrollo del embarazo, hasta el sol de hoy más de la mitad de las mujeres embarazadas del mundo lo utilizan cono analgésico.

Ahora, el detalle está en que, aunque no se ha probado que sea dañino, tampoco ha sido posible comprobar que sea completamente inofensivo. De hecho, existen sospechas de que el uso de paracetamol durante el embarazo podría causar problemas de desarrollo cognitivo a largo plazo en los niños.

¿Se debería dejar de usar acetaminofén con las mujeres embarazadas?

A pesar de su exhaustiva revisión, los datos recolectados por el grupo de científicos aún no son concluyentes. En general, se vio que las mujeres que tomaron paracetamol más frecuentemente durante el embarazo podían tener descendencia con problemas cognitivos y de comportamiento como el déficit de atención y el autismo (incluyendo todo su espectro).

Mujer con embarazo avanzado tomando pastillas de paracetamol.
Vía stock.adobe.com

El detalle está en que, usualmente, las mujeres tuvieron una condición subyacente que las hizo requerir el uso constante de acetaminofén. Como consecuencia, no se puede negar a la enfermedad inicial como una posible fuente de los trastornos cognitivo conductuales manifestados luego por la descendencia de las mujeres.

Debido a lo anterior, el estudio de los científicos se publicó con la intención de suspender el uso de paracetamol en las mujeres embarazadas. Eso puesto que, por ahora, no se ha podido comprobar que sea dañino.

Ahora, lo que sí esperan es hacer un llamado de atención a los médicos para que tengan en mente el dilema. De ese modo, podrán ser más conscientes y tratar de recomendar el uso de acetaminofén solo cuando sea estrictamente necesario y en las cantidades mínimas indispensables.

Referencia:

Paracetamol use during pregnancy — a call for precautionary action (2021) Nature Reviews Endocrinology: https://doi.org/10.1038/s41574-021-00553-7

Caution needed: paracetamol use in pregnancy (2021) Nature Reviews Endocrinology: https://doi.org/10.1038/s41574-021-00567-1

Escribir un comentario