Quienes tengan niños en casa de seguro valoran la hora de la siesta, y de seguro se han preguntado por qué no dura más. Y aunque parezca un deseo políticamente incorrecta, los resultados de un nuevo estudio podrían apoyar esta necesidad. Al parecer, más de un tercio de los niños estadounidenses duerme menos de lo recomendado por la ciencia.

El Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. hace un llamado a los padres, cuidadores y educadores para velar por la higiene del sueño de los niños y adolescentes antes de que esto detone en problemas de salud mayores.

Los niños de 4 meses a 17 años duermen menos de lo recomendado

Los investigadors examinaron la prevalencia de la duración del sueño breve entre los niños de 4 meses a 17 años en los Estados Unidos. Para ello, extrajeron datos recolectados entre 2016 y 2018 en la Encuesta Nacional de Salud Infantil en la que participaron los padres.

En general, 34.9 por ciento de los niños en este grupo de edad duerme menos de lo recomendado para su edad. La prevalencia del sueño breve fue mayor en aquellos ubicados en los estados del sureste.

Niña durmiendo en una cama con un conejo de juguete.

Pero más allá de la ubicación, el estudio reveló también que el problema estaba muy latente en algunos grupos minoriatorios o desfavorecidos. Los grupos minoritarios raciales y étnicos, personas con un nivel socioeconómico bajo y aquellos con necesidades especiales de atención médica parecían más propensos a dormir poco.

Los investigadores destacan que la prevalencia de la duración del sueño breve varió en dicho período. Varió del 31,2 al 40,3 por ciento entre los adolescentes de 13 a 17 años y entre los bebés de 4 a 11 meses, respectivamente.

Mantener una hora fija para acostarse puede ayudar

Adolescente caucásica con una gorra verde y auriculares acostada durmiendo en el césped.

Y quizás el hallazgo más importante fue que mantener un horario fijo para dormir parecía favorecer la higiene del sueño. La probabilidad de dormir lo suficiente aumentó entre los bebés de 4 a 17 meses con una hora regular para acostarse.

“Los médicos y educadores pueden orientar a los padres sobre la importancia del sueño en todas las edades y discutir las rutinas y los problemas del sueño con los padres, los niños y los adolescentes, prestando atención a las personas con necesidades especiales de atención médica”, escriben los autores.

Los riesgos de no dormir lo suficiente

Como muchos saben, el descanso nocturno es de vital importancia para la salud, tanto en la infancia como en la edad adulta. Durante el sueño, nuestro cuerpo se recupera de toda la actividad realizada mientras estamos despiertos. Al mismo tiempo, nuestra mente procesa la información y la almacena formando recuerdos.

Romper con esta dinámica puede conducir tanto a problemas físicos como psicológicos de una amplia gama. Los niños que duermen menos no están exentos de ellos. Por tanto, desarrollar hábitos de sueño adecuados y, sobre todo, dormir lo suficiente, es una prioridad .

Referencia:

Short Sleep Duration Among Infants, Children, and Adolescents Aged 4 Months–17 Years — United States, 2016–2018. https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/70/wr/mm7038a1.htm

Escribir un comentario