La utilización de energías renovables es una meta que cada vez tiene más peso en el mundo moderno. Con innegable avance del cambio climático, la humanidad debe poner más empeño para encontrar formas de seguir aprovechando los recursos disponibles, sin pero disminuyendo la huella que deja atrás. Como una forma de lograrlo, se han diseñado plantas que brillan en la oscuridad como una fuente de iluminación verde.

En la naturaleza ya se sabe de casos de bioluminiscencia tanto en animales, como plantas y también hongos. Ahora, se está buscando imitar esa cualidad de forma artificial para que se la pueda aprovechar como una fuente de luz ecológica en un futuro.

La verdadera “energía verde” está por llegar

La investigación que ha presentado la posibilidad de lograr tal hazaña se publicó recientemente en la revista Science Advances. Dentro del escrito, básicamente se describen los esfuerzos de los científicos por perfeccionar las plantas que brillan en la oscuridad.

Queríamos crear una planta emisora de luz con partículas que absorbieran la luz, almacenaran parte de ella y la emitieran gradualmente. (…) Este es un gran paso hacia la iluminación basada en plantas”, declaró Michael Strano, coautor del estudio e ingeniero químico del MIT.

Según sus resultados, las plantas no solo emitirán el leve brillo que se espera de ellas, sino que también serán una alternativa duradera y recargable con la que aprovechar al máximo la energía lumínica. Así, algún día, la nueva alternativa podría convertirse en la norma, reemplazando a los sistemas de iluminación de alto consumo de energía que hay actualmente en el mundo.

¿Qué hay detrás de las plantas que brillan en la oscuridad?

Básicamente, hay un testimonio de los avances que la humanidad ha hecho en el estudio y manipulación de nanopartículas. El nombre específico con el que se conoce a dicho campo es nanobiónica vegetal, y cada vez ofrece mejores alternativas.

Por los momentos, el esfuerzo por añadir funciones y capacidades adicionales a las plantas se encuentra en su segunda generación de tecnología. Con ella, los autores de la investigación han conseguido diseñar prototipos exitosos de plantas que brillan en la oscuridad.

Todo eso gracias a la inyección de nanopartículas de aluminato de estroncio en los estomas de la planta. Esos últimos son básicamente los “poros” que tienen las hojas y que permiten que los gases entren y salgan de su estructura.

Una vez en la planta, las nanopartículas son capaces de cargarse en tan solo 10 segundos al recibir luz LED. Con solo esa carga, la planta podría brillar en la oscuridad por al menos unos minutos. Luego de eso, las nanopartículas se vuelven en su mayoría recargables, lo que permite extender la vida útil de la planta.

Eso debido a que las hojas se convierten básicamente en almacenes de la energía lumínica en forma de fotones. Con el tiempo, dicha energía se debe liberar y es allí cuando el brillo de la planta se podría hacer útil como una fuente de luz ecológica.

Primeros pasos

Como ya lo mencionamos, el proyecto de investigación de nanobiónica vegetal se encuentra en su segunda fase de desarrollo tecnológico. Con ella, se lograron crear al menos 5 ejemplares de diversas variedades de plantas que realmente pueden brillar en la oscuridad.

Específicamente, las especies vegetales que se mostraron más útiles para la labor fueron la albahaca, el berro, el tabaco, la margarita y la planta de oreja de elefante de Tailandia. Como si fuera poco, también se observó que todas ellas aún realizaban la fotosíntesis y llevaban a cabo sus procesos regulares. En consecuencia, la inyección de nanopartículas potenció las capacidades de la planta sin mermar o afectar las que ya tenía.

Referencia:

Augmenting the living plant mesophyll into a photonic capacitor: https://doi.org/10.1126/sciadv.abe9733

Escribir un comentario