La investigación de la taiwanesa Meicen Sun es una de las más contemporáneas hoy día, esta gira sobre el control de China sobre la comunicación en internet y de las posibles ventajas de este. Habiendo nacido en China (o no, dependiendo de a quien le preguntes), Sun vio muy de cerca el avance del país, y considera que se debió en gran parte a la censura.

Este trabajo apunta a ser su tesis doctoral, y va por buen camino ya que la presentará en diversos foros internacionales de importancia como el Foro Mundial de Economía y el Foro del Pacífico.

Restricciones beneficiosas

El tema es relevante debido a que las acciones de China suelen caracterizarse por ser negativas para la democracia. El acceso a internet en el país es normal, pero no lo es el acceso a algunos servicios e información, sobre todo la almacenada en archivos internacionales. De esta manera, China pretende evitar que sus ciudadanos se informen de lo que sucede afuera y lo que se opina de sus dirigentes en ámbitos internacionales.

No obstante, se han conseguido relaciones entre este autoritarismo digital y progreso económico. “A través de su control de Internet, China ha proporcionado beneficios proteccionistas a sus propios sectores domésticos intensivos en datos, lo que ha llevado a un crecimiento económico importante”. La investigación pretende dar contexto a esta situación y llevar el debate a lo que pasaría si otros países se dan cuenta de esto.

Muchos otras regiones con un poder autoritario estable podrían aplicar las mismas estrategias, encerrar a sus ciudadanos en una burbuja de información seleccionada. Sobre todo porque da resultados económicos en el sector de las empresas digitales, las que más crecen y generan beneficios hoy día.

Sun adelantó a Techxplore que su investigación no resolverá nada, pero arrojará luz sobre ciertos temas. Por ejemplo, la investigadora dijo que en sus descubrimientos extrayendo datos de múltiples fuentes, descubrió que las limitaciones del internet chino también tienen perjuicios económicos.

También hay aspectos negativos

Uno de ellos es la falta de innovación de sus investigadores, muchos de ellos solo pueden adquirir conocimentos de sus antecesores locales y poco más. Esta imposibilidad para alimentarse de la experiencia de colegas internacionales puede ser una carga para la economía china a largo plazo. Lo mismo percibió en el sector cultural, en donde el creativo no puede acceder, disfrutar ni aprender de lo que se produce en otras regiones.

Sin embargo, afirmó que la pregunta más importante es otra:

La sombría implicación de mi investigación es que sin una regulación internacional sobre las restricciones al flujo de información, las democracias estarán en desventaja frente a las autocracias. No importa cuán breves o estrechas sean estas restricciones, confieren beneficios concretos a ciertos sectores económicos

Y es que queda claro que China no cambiará sus métodos por una investigación, ahora mismo son uno de las potencias más grandes del mundo. El proteccionismo les ha dado resultados y es complicado que lo dejen atrás.

Por su parte, Sun presentará su investigación en el Foro Mundial de Economía y en el Foro del pacífico, en donde espera que personas con poder para el cambio escuchen sus palabras.

Mis hallazgos sobre los pros y los contras de las restricciones al flujo de información deberían ser de interés para los líderes en estos lugares y negociadores comerciales.

El MIT hará pública la tesis dentro de las próximas semanas.

Escribir un comentario