Uno de los autorretratos más famosos de la conocida Frida Kahlo, está a punto de hacer historia en el mundo del arte latinoamericano. Según parece, la obra ‘Diego y yo’ muy pronto podría venderse por más de 30 millones de dólares en una subasta.

Con ese monto, se convertiría en la pieza de arte latinoamericano más costosa que alguna vez se haya vendido públicamente. Por los momentos, el monto es apenas un estimado, por lo que la pintura no ha roto ningún récord aún, según explicó The Guardian.

Sin embargo, debido tanto a su ejecución y nivel de conservación, como a la historia que hay detrás de él, el autorretrato promete ser una adquisición única y altamente valiosa. Algo que podría traducirse de forma notoria en un gran interés por la pieza y una posterior lluvia de generosas ofertas.

Detrás de ‘Diego y yo’ de Frida Kahlo

De acuerdo a lo recientemente anunciado por Sotheby’s, pronto pondrán en venta el autorretrato de Frida Kahlo conocido como ‘Diego y yo’. En su obra de 1949, la artista no solo refleja su tormentosa relación con el muralista, sino que también resalta la forma en la que él, a pesar de todo, sigue siempre presente en su mente.

Autorretrato de Frida Kahlo, 'Diego y yo'.
Cortesía de FridaKahlo.org

El autorretrato, además, presenta a Frida con el cabello suelto y salvaje, en contraposición a los moños y trenzas que suele llevar en sus otras pinturas. Esa diferencia, según se explica en The Guardian, también hace presencia para representar visualmente cómo su relación con Diego la llegaba a rodear y sofocar.

Algo que incluso se ha visto corroborado por la propia Frida al expresar su perspectiva sobre su relación con el artista. Como un ejemplo, podemos mencionar la frase que la pintora escribiría en su cuaderno diciendo:

Sufrí dos grandes accidentes en mi vida, uno en el que un tranvía me atropelló… el otro accidente es Diego”.

El origen de ‘Diego y yo’

Como bien se sabe, Diego fue conocido por su constante infidelidad a su esposa Frida. Con la que estuvo casado desde 1929. Específicamente para el momento en el que la icónica artista española pintó ‘Diego y yo’, el muralista se encontraría teniendo una aventura con María Félix, quien además de ser una estrella de cine de la época, también era amiga de Frida.

A punto de hacer historia…

Gracias a tan complejo trasfondo, la obra de arte es valorada tanto por su propuesta estética como conceptual. De acuerdo a Anna di Stasi, quien es directora de arte latinoamericano de Sotheby’s, la obra de Frida personifica:

la representación minuciosamente detallada, la iconografía compleja y las narrativas profundamente personales que son el sello distintivo de su pintura madura”.

Asimismo, declaró que Kahlo, como persona, se ha consagrado también como un ícono de la cultura moderna cuya huella e influencias aún resuenan en la actualidad. Debido a tal alcance, se espera que la venta de la pintura ronde los 30 millones de dólares.

De lograrlo, el autorretrato se convertiría en la obra de arte de Latinoamérica vendida al precio más alto en la historia. Debido a lo cual terminaría por destronar The Rivals, un creación de Rivera que se vendió en el 2019, en Christie’s ,por 9,76 millones de dólares.

Escribir un comentario