Los lugares de trabajo y las oficinas en las que solíamos desenvolvernos como empleados han ido cambiando con el paso de los años. La tecnología y los cambios en las relaciones laborales han ido mostrando en qué aspectos era fundamental innovar para poder seguir el ritmo acelerado con el que cambian las cosas. Al referirnos a la tecnología, no hacemos referencia únicamente a un Software ERP o la marca de la computadora que se utiliza en el ambiente laboral, sino que también nos referimos a otros aspectos más relacionados a la comodidad. A continuación, mencionaremos algunos de los aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de pensar en el lugar de trabajo y la comodidad que se puede lograr con la tecnología disponible.

Un lugar ergonómico

En la actualidad, se le ha brindado mucho espacio al tema de la ergonomía en el lugar de trabajo. No se trata solo de tener un teclado que cumpla con estas características o una silla que nos resulte cómoda. Los avances tecnológicos han permitido que se desarrollen nuevos modelos de escritorios, monitores, mouse y muchos otros elementos de trabajo. Lo ideal sería que el el lugar de trabajo se tenga en cuenta este aspecto tan importante y relacionado con la salud de los empleados, ya que puede significar un gran avance en la comodidad de las personas. Son cada vez más los lugares que se animan a darle entidad a este tema y conversar con las personas para entender qué es lo que necesitan para trabajar en las mejores condiciones.

La iluminación

Quizá parezca un tema menor, pero la realidad es que una iluminación cálida hará la diferencia en el lugar de trabajo. En el párrafo anterior hablamos un poco sobre la ergonomía y la comodidad en el trabajo, por lo que podemos relacionarlo con el aspecto de la iluminación. Trabajar en un lugar con la iluminación adecuada y una distribución proporcional de los recursos hará que las personas se sientan menos estresadas y más productivas. Hay distintos tipos de luces que incluso permitirán un ajuste a lo largo del día, por lo que se puede aprovechar este recurso al máximo para lograr un ambiente de trabajo cálido y que invite a las personas a concentrarse.

Sala de entretenimiento

Algunas empresas deciden tener un espacio en el que los empleados se puedan distraer. Contar con una consola de juegos o una televisión es un detalle menor, pero que permitirá que las personas se distraigan por unos minutos durante su descanso. De esta manera, volverán a trabajar con la energía renovada y con una mejor concentración para cumplir con las tareas que tienen pendientes. Se trata de una cuestión que puede parecer menos y que no requiere mucha inversión tecnológica, pero a la larga tendrá muy buenos resultados en el ambiente laboral y en las tareas que desarrollan las personas a lo largo del día. Se trata de una idea muy beneficiosa para todos.

Escribir un comentario