Un extraño caso de peste neumónica se ha detectado recientemente en una mujer de Wyoming. Según parece, la enfermedad pudo haber llegado a ella a través de sus gatos domésticos.

Aunque la situación no es una preocupación a gran escala para los CDC (Centers for Disease Control and Prevention), la enfermedad es la versión más rara y peligrosa de la peste. Por lo que, por los momentos, será necesario mantener una vigilancia cercana del caso y sus implicaciones.

Mujer de Wyoming se contagia con peste neumónica por sus gatos

Según el informe del Departamento de Salud de Wyoming, la mujer vive en el norte del condado de Fremont Wyoming. Allí, las fuentes del contagio podrían haber sido sus gatos domésticos, que fueron los portadores primarios de la enfermedad antes de transmitírsela a su dueña.

De acuerdo a la publicación, presentada el 15 de septiembre, el caso detectado es “raro pero grave”. En general, la peste neumónica, causada por el virus Yersinia pestis, es la versión más peligrosa de la enfermedad.

Eso último no solo debido a los efectos que causa en la salud de los individuos, sino por la forma en la que se contrae. Por lo general, la peste bubónica (la versión más común de la enfermedad) puede transmitirse a través de la sangre por mordidas de mosquito, pulgas y afines.

gato que puede ser transmisor de la peste neumónica

Como consecuencia, raramente puede pasarse de persona a persona. Ahora, la situación con la peste neumónica es distinta, ya que sí se puede transmitir directamente entre humanos.

Incluso ahora, el mundo sigue viendo uno que otro caso de la peste. Sin embargo, suele ser de la bubónica y no solo en selectas áreas. Por ende, el que aparezca ahora en lugares como Wyoming –que solo ha tenido 7 casos iguales desde 1978– ha llamado la atención de las autoridades de salud.

Los peligros de la peste neumónica

Como ya mencionamos, la peste neumónica que ha contraído la mujer sí puede transmitirse directamente a otras personas. Todo debido a las gotitas infecciosas que pueden inhalarse y así ingresar al organismo de otros individuos.

Asimismo, si la peste bubónica no se trata tempranamente, también podría convertirse en neumónica y hacerse contagiosa. Siendo ese otro motivo para dar prioridad al diagnóstico y tratamiento temprano.

¿Cómo pudieron los gatos transmitir la enfermedad a su dueña?

Simple, los felinos –y en especial los gatos– son “altamente susceptibles” al virus de la peste. De hecho, según los CDC, ya son incluso una fuente conocida de infecciones entre las personas.

Nuevamente, la aerosolización de los gérmenes hace que el contacto con gatos contaminados sea altamente riesgoso. Por lo que, si las mascotas de la mujer de Wyoming estaban enfermas, cada interacción con sus gatos fue un posible punto de contagio para ella.

Por ahora, no ha habido más noticias sobre la mujer que se contagió con la peste neumónica. Debido a eso, solo sabemos que se encuentra ante un cuadro grave de la enfermedad, según Gizmodo. Mientras tanto, se ha notificado a todos los que tuvieron contacto con la mujer para darles un tratamiento preventivo con antibióticos.

Escribir un comentario