La biodiversidad de los ambientes naturales de la India no es un secreto para nadie. Del mismo modo, todos sabemos el peligro que corre gran parte de su flora y fauna a causa del cambio climático. Pero, incluso con esas amenazas, la vida en sus bosques sigue proliferando y cambiando. De allí que la India se haya convertido en casi un paraíso terrenal para las nuevas especies de anfibios.

Para poder echar un vistazo más detallado a esa realidad, The Guardian realizó un reportaje especial sobre las investigaciones y descubrimientos que se han realizado en el país. Gracias a él, podemos saber más sobre los cientos de nuevas especies que se han encontrado en su territorio tan solo en los últimos 20 años.

India, un paraíso para los anfibios

Nuevas especies de anfibios en la India.
Crédito: KP Dinesh.

En el mundo, existen más de 6 especies distintas de anfibios, de entre ellos, 440 son propios de la India. Asimismo, 238 de ese último grupo son nuevas adiciones que se han hecho en las dos décadas que van del siglo XXI. Con un porcentaje como ese, es claro que la India es un punto vital para el surgimiento de nuevas especies de anfibios.

Algunos de los descubrimientos más recientes incluyen a la minúscula rana enana estrellada (Astrobatrachus kurichiyana) que se encontró en el 2019. Ese mismo año, en una reserva de tigres en Arunachal Pradesh ubicada en el lejano oriente de la India también se encontró un nuevo tipo de rana de arroz, caracterizada por su boca estrecha.

Como si fuera poco, en los años siguientes se ubicaron tres nuevas especies de ranas cornudas, todas en bosques al noreste de la India. Adicionalmente, tan solo en la última década también se han identificado 14 nuevos tipos de “ranas danzantes” caracterizadas por su reducido tamaño y grandes habilidades acrobáticas.

Junto a ellas, también se han sumado a la lista de especies 7 nuevos tipos de ranas nocturnas ubicadas en los Ghats occidentales. En vista de todo lo anterior, la alta biodiversidad de los anfibios en la India también ha llevado al nacimiento de proyectos como ‘Lost Amphibians of India’ creado por Sathyabhama Das Biju, “el hombre rana de la India”.

Sathyabhama Das Biju. Crédito: SD Biju.

El biólogo de anfibios y conservacionista de la vida silvestre de la Universidad de Delhi se ha estado en el campo desde 1990. En su carrera, ha ayudado a identificar más de 100 nuevas especies de anfibios en el territorio de la India. Unos que, además, parecen ser endémicos de la zona, lo que implica que no se los puede encontrar en ninguna otra parte del mundo.

Biodiversidad amenazada

En la actualidad, la Lista Roja de la UICN indica que aproximadamente el 41% de los anfibios están en peligro de extinción. Ese porcentaje incluye a las ranas, sapos y demás nuevas especies que apenas se han logrado identificar en la India. Eso además de aquellas especies que incluso ahora habitan los bosques indios sin que hayamos podido identificarlos adecuadamente.

Como bien sabemos, las ranas son altamente sensibles a los cambios en su ambiente. Por eso, una pequeña modificación podría implicar tanto un aumento poblacional exorbitante, como una caída absoluta de sus números.

La pérdida sostenida de hábitats que sufren debido a la expansión urbanística del hombre, la tala de los bosques y la construcción de carreteras están poniendo claras presiones sobre el ya frágil equilibrio que mantienen los anfibios de la zona.

Para los investigadores, es vital señalar toda la biodiversidad que se ve afectada, como una forma de llamar la atención sobre los anfibios y promover programas de protección y conservación para ellos. Unos que, en la actualidad casi brillan por su ausencia.

¿Por qué aparecen tantas nuevas especies de ranas en la India?

En la India, lugares como Western Ghats forman parte de los 36 puntos críticos de biodiversidad reconocidos en todo el mundo. Actualmente, incluso la UNESCO lo reconoce como un sitio de patrimonio mundial debido a los microclimas especiales, hábitats y ecosistemas únicos que contiene.

En lugares como esos, podemos encontrar infinidad de nuevas especies de anfibios, sobre todo ahora que contamos con mejores tecnologías de análisis y clasificación genética. Eso más que todo para abordar la situación de los anfibios “crípticos” que tienen fenotipos prácticamente idénticos a simple vista, pero cuyos genotipos son totalmente diferentes.

En épocas anteriores, habría sido imposible notar esa diferencia crucial. Ahora, con la mejora de la tecnología, los avistamientos son mucho mejor estudiados y analizados, lo que nos da un nivel de detalle para la detección de nuevas especies de anfibios que antes no se podía lograr, ni en la India, ni en ningún otro sitio.

Escribir un comentario