Un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos del Centers for Disease Control and Prevention and Bark ayudó a más de 200 adolescentes con la aplicación Bark. Además, lograron relacionar ciertos temas y experiencias en internet con los intentos de suicidio por parte de adolescentes.

No es la primera vez que se relaciona la experiencia online como nociva para los adolescentes, y esta vez tenemos casos específicos que pueden servir de guía. Sobre todo para padres que buscan señales de ayuda en sus hijos y en especialistas dedicados a la prevención de suicidio y autoflagelación.

Contenido nocivo

El experimento consistió en instalar Bark, una aplicación de monitoreo parental, en dispositivos que darían a ciertos estudiantes. Los adolescentes de 13 a 16 años debían usar sus aparatos para sus tareas diarias, así como para socializar. La aplicación registra las búsquedas de Google, YouTube, correos, mensajes personales e interacciones en redes sociales y alerta a los administradores si nota algún señal negativa.

De acuerdo con los investigadores, la exposición a cierto contenido estaba relacionada con intentos de suicidio, fallidos o no: acoso cibernético, violencia, drogas, incitación al odio, blasfemias, depresión, autolesiones de baja gravedad y lenguaje o medios sexualmente sugerentes. Estas podrían presentarse por búsqueda voluntaria del estudiante o porque algún compañero lo compartió.

De todos estos temas el que más se presentó fue el cyberbullying, recibir insultos casi siempre llevaba a búsquedas en Google relacionadas con la depresión. De estas se pasaba a la ansiedad y a búsquedas relacionadas con el suicidio y el daño autoinfligido no letal.

Los investigadores consideraron el experimento un éxito, pero señalaron que el software no es perfecto. “No hay nada que reemplace los ojos de los padres o de los cuidadores sobre el niño”. La idea es que los padres y representantes se familiaricen con el comportamiento que se ve en adolescentes en problemas para actuar a tiempo.

Bark es un software pago que se puede descargar en su web oficial. Funciona mediante un algoritmo, por lo que solo reportará algo si el adolescente busca contenido que pueda ser perjudicial.

Escribir un comentario