Una noticia digna de las historias de Alfred Hitchcock se reveló recientemente a la prensa austriaca. Básicamente, se ha presentado al mundo un reporte de un hombre que decidió momificar a su madre y ocultar su muerte, al más puro estilo de la aclamada ‘Psicosis’ de 1998.

Ahora, los motivos del hombre de 66 años fueron distintos a los de su contraparte de ficción. En resumen, el hijo simplemente decidió ocultar el cadáver de su madre para poder seguir recibiendo las remuneraciones monetarias de las que ella era beneficiaria cada mes, según reportó The Guardian.

Hombre de 66 años decidió momificar a su madre y ocultar su muerte

El sospechoso vivía con su madre en la región del Tirol, cerca de Innsbruck. Según admitió el propio hombre, para momificar a su madre primero la colocó en hielo en el sótano de su casa. Eso para protegerse del olor que emanaba.

Luego de eso, la recubrió con distintos paños, para absorber todos los líquidos que pudieran brotar de ella. Al final, la rodeó con arena para gatos, para terminar de deshidratarla y eliminar el olor. Algo que terminó colaborando para que se pudiera culminar el proceso de momificación, de acuerdo a lo dicho por el jefe de la unidad de fraude a la seguridad social de la policía, Helmut Gufler, para la emisora pública ORF.

Psycho (1998).

De acuerdo a lo que se sabe, el hombre incluso ocultó la muerte de su madre a su propio hermano, quien fue a visitarla y preguntó por ella cuando no la vio. En su momento, el sospechoso solo mintió diciendo que su madre estaba en el hospital y la situación no escaló.

La policía austriaca se enteró del delito más de un año después

Las cosas cambiaron cuando un nuevo cartero llegó a la zona y quedó encargado de entregar los beneficios monetarios. Hasta el momento, el hombre los había recibido por correo y no había tenido que presentar a su madre ante nadie.

Pero, como el cartero era nuevo, solicitó ver a la beneficiaria él mismo. Rápidamente, el hombre se negó de forma rotunda, lo que impulsó al trabajador a dirigirse de inmediato a las autoridades.

Durante una revisión posterior de la casa, se descubrió el cuerpo momificado de la mujer. De acuerdo a los informes posteriores de la policía, se determinó que la mujer de 89 años debió fallecer en junio del 2020. Por lo que se comprobó que el hombre pudo momificar a su madre y mantener oculta su muerte por más de un año.

¿Fraude de beneficios… o algo más?

Claramente, la situación despertó las sospechas de la policía austriaca. Pero, una vez llegaron los informes forenses, se comprobó que la mujer había muerto por causas naturales y no a manos de su hijo.

Igualmente, el hombre que intentó momificar a su madre para recibir dinero del Estado no saldrá inmune de la situación. De hecho, en el tiempo que mantuvo su farsa, logró hacerse con un total de 50 mil euros que no le correspondían. Por eso, actualmente se acusa al sospechoso no solo por ocultar un cadáver, sino también por realizar lo que se conoce como “fraude de beneficios”.

Escribir un comentario