El transcurro de esta pandemia nos ha recordado a través del repaso y la investigación cuán variadas pueden ser las vías de transmisión viral. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció meses atrás que el SARS-CoV-2 se transmite mayoritariamente por aire, razón por la cual hemos llevado mascarillas durante más de año y medio. Pero, ¿es necesario mantenerla incluso cuando vamos a un baño público para evitar contrar el coronavirus?

La respuesta es sí, mientras el patógeno siga circulando entre los humanos. Pero, por fortuna, hay sitios donde el riesgo no necesariamente sea mayor, y dentro de estos se encuentran los baños.

Los investigadores dela Universidad de Australia publicaron los hallazgos de su último trabajo sobre el tema en la revista Science of Total Environment, pero te lo adelantamos. El riesgo de contraer el coronavirus en un baño público en realidad es muy bajo.

Evaluación de diferentes vías de transmisión de virus y bacterias

El equipo hizo una revisión minuciosa de estudios de muestro ambiental, de laboratorio y epidemiológicos que abordan el riesgo de transmisión de infecciones virales y bacterianas en los baños públicos en entornos sanitarios y no sanitarios. Las vías considerados fueron la inhalación, el contacto superficial y las vías fecal-oral.

En el proceso, identificaron 38 estudios de interés realizados en 13 países. 14 de ellos se realizaron en entornos sanitarios; 10 en laboratorios o cámaras experimentales; y 14 estudios en restaurantes, lugares de trabajo, entornos comerciales y académicos.

Los investigadores prestaron atención a la transmisión de enfermedades infecciosas con relación a inodoros con mecanismos de descarga, sistemas de secado de manos, grifos, fregaderos y desagües de agua.

Bajo riesgo de contraer el coronavirus y otros patógenos en baños públicos

Rollo de papel higiénico con la frase "Don't Panic".

Eventualmente, los estudios identificaron una amplia gama de bacterias entéricas, de la piel y del suelo y virus respiratorios y entéricos en los baños públicos. Por lo tanto, visitar estos sitios supone un riesgo de infección.

Sin embargo, los casos derivados fueron tan pocos que dicho riesgo se consideró demasiado bajo. Estas infecciones se relacionaron principalmente con la transmisión fecal-oral en los baños de los restaurantes. Así lo escribieron los autores en su artículo:

“La descarga de inodoros con tapa abierta, el lavado o secado de manos ineficaces, la limpieza de superficies deficiente o poco frecuente, los desagües bloqueados y los contenedores de basura descubiertos pueden provocar una contaminación bacteriana y/o viral generalizada en los baños. Sin embargo, solo se notificaron unos pocos casos de enfermedades infecciosas”.

La higiene de manos y de los baños públicos puede prevenir infecciones

Persona con traje, mascarilla y guantes de protección contra el coronavirus limpiando un retrete de un baño público para evitar contraer infecciones.

Acciones como descargar el inodoro y el uso de sistemas de secado de manos conllevaron un riesgo de aerosolización de fluido con patógenos. Pero, siempre que se mantuviera una buena higiene de manos y la limpieza de los baños en general, la posibilidad de contraerlos era muy baja.

En vista de ello, Sotiris Vardoulakis, profesor de la universidad y coautor del estudio, recuerda la importancia de mantener los comportamientos preventivos mientras se vuelve a la normalidad.

“Pero si minimizas el tiempo que pasas en el baño, te lavas y te secas las manos correctamente y no usas tu teléfono móvil, ni comes ni bebes, entonces el uso del baño debe seguir siendo de bajo riesgo”, dijo. Considerando que las personas con y sin síntomas liberan el coronavirus a través de las heces, este es un factor digno de consideración.

Referencia:

Transmission of COVID-19 and other infectious diseases. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969721050075

Escribir un comentario