Los efectos de la industria ganadera son terribles para el planeta, por lo que urge cambiar la dieta humana. En este sentido, conscientes de que las carnes rojas y de aves no son muy amigables para el ambiente, ¿es más conveniente empeza a consumir comida de mar?

Si lo analizamos desde la perspectiva de las emisiones de gases de efecto invernadero, los productos del mar son más convenientes para el ambiente en comparación con la carne de animales terrestres.

Anna Baxter, especialista en comunicaciones de la organización de conservación de los océanos Oceana, cita un estudio de 2012 para explicar la razón: “los mariscos tienen una huella de carbono más pequeña que otras proteínas animales, en promedio, porque la pesca no requiere tierras de cultivo o cuidado de ganado”. Pero, ¿realmente es mejor que la carne animales rumiantes y aves?

La comida de mar no es del todo perfecta para proteger el medio ambiente

A pesar de estas ventajas, hay algo que debemos reconocer. Si bien es cierto que los peces no producen metano al defecar y eructa, ni tampoco necesitan alimentarse de soja. Pero los gases y la deforestación para cultivar alimentos para animales terrestres no son las únicas vías por las que provocamos daño ambiental.

De hecho, la cría de pescado tiene también un alto impacto climático por los medios de transporte que utilizan los humanos para ello. Por ejemplo, los crustáceos como el camarón y la langosta están vinculados a elevadas emisiones de carbono. Los barcos en los que se les captura y transporta a tierra usan cantidades significativas de combustibles contaminantes.

Moluscos en un plato, comida de mar amigable con el medio ambiente.

De hecho, un estudio publicado en la revista Nature Climate Change en 2018 reveló que la industria de langosta y camarón puede producir más emisiones contaminantes que las granjas de pollo y cerdo, lo cual es realmente alarmante.

Otro problema no necesariamente relacionado con el cambio climático es la alteración del hábitat. La pesca de arrastre de fondo no solo rompen el delicado equilibrio de los ecosistemas marinos, sino que es un gran contribuyente de la contaminación plástica en el océano.

¿Cómo consumir comida de mar y ayudar al medio ambiente simultáneamente?

Por si fuera poco, otro estudio reveló que la pesca de fondo libera una gigatonelada de dióxido de carbono cada año; esto es lo equivalente a todo lo emitido por la tan criticada industria de la aviación.

A pesar de ello, hay algunos tips que podemos seguir para asegurarnos de que nuestra sustitución de carnes rojas por comida de mar sea realmente beneficioso para el ambiente. Por ejemplo, comprar a proveedores que practiquen la captura silvestre, que es menos nociva a nivel de emisiones.

Sardinas, una especie de mar cuyo consumo puede favorecer al ambiente.

Consumir especies más pequeñas, como las anchoas, el arenque y las sardinas, que también son muy nutritivas también puede ayudar. No solo porque están en los niveles más bajos de la cadena alimentaria, sino porque son menos sobrexplotadas.

Y, por fortuna para muchos, los moluscos como las ostras, los mejillones y las vieiras también son amigables con el medio ambiente. A diferencia de las vacas, cerdos y pollos, su alimentación no amerita deforestar grandes extensiones de tierra; por sí mismos filtran su sustento dentro del agua.

Alternativas a las carnes

Ahora bien, en los últimos años han surgido estudios que no apuntan ni a un lado ni al otro. Sabemos que la carne procedente de animales ha jugado un papel clave en nuestra nutrición y evolución como especie, pero la ciencia ha revelado que las proteínas de origen vegetal, como los frijoles y las lentejas, también son buenas opciones. Su beneficio trasciende la nutrición y abarca también el aspecto ambiental.

Los gobiernos gastan anualmente cantidades exorbitantes de dinero y recursos para fomentar la industria pesquera y la ganadería. Ciertamente, los alimentos que nos proveen son necesarios para nuestra dieta, pero al mismo tiempo, alimentan la sobrepesca y el daño que causamos al planeta. Es por ello que una salida al problema sería promover el consumo de verduras, frijoles y legumbres frescas, una estrategia que podría resultar incluso menos costosa.

Referencia:

Is Seafood a More Climate-Friendly Option Than Eating Meat? https://gizmodo.com/is-seafood-a-more-climate-friendly-option-than-eating-m-1847639712

Escribir un comentario