Recientes reportes han revelado que un evento digno de las telenovelas clásicas se dio hace casi dos décadas en un hospital de La Rioja, España. Según parece, intercambiaron por error a dos bebés que nacieron con horas de diferencia. Ahora, una mujer de 19 años demanda al hospital y exige una indemnización por haber sido entregada a la familia equivocada cuando era una bebé.

El primer reporte del caso vino a través del medio local La Rioja, que realizó una publicación sobre el evento el pasado martes 7 de septiembre. Según se sabe, la joven está pidiendo una suma millonaria como compensación de la “negligencia” de la que fue víctima cuando bebé.

Por ahora, ni su identidad ni la de la otra mujer afectada se han revelado. Sin embargo, al menos por el momento, solo una de ellas está buscando tomar acciones legales contra el hospital de región de La Rioja.

Entregada a la familia equivocada

Según lo que se sabe, el descubrimiento sobre el intercambio de bebés se dio hace cuatro años. Todo debido a que una disputa ya que el supuesto padre de la entonces adolescente se negaba a cumplir con sus deberes paternos y apoyar económicamente a su supuesta abuela –quien la crió desde pequeña–.

Los exámenes de ADN que se hicieron para probar la paternidad del hombre terminaron por revelar que la muchacha no era familia ni de él, ni de su abuela. Ahora, finalmente la mujer ha decidido tomar acciones legales y demandar al hospital por entregarla a la familia equivocada.

Según José Sáez Morga, el abogado que llevará el caso de la demandante, la joven exige 3 millones de euros (el equivalente a 2,5 millones de libras) como compensación por la confusión que influenció las primeras dos décadas de su vida. Asimismo, justifican la gran suma de dinero en con la “negligencia tan grave que habla por sí sola” que la muchacha vivió.

Un “error humano” causó todo el problema

El revuelo que ha causado la reciente demanda llevó al equipo del portal de La Rioja al Hospital San Millán de Logroño, donde ocurrió la confusión. Allí se pusieron en contacto con Sara Alba, jefa de salud regional de La Rioja.

Ella comentó al diario que la situación se había tratado de un “error humano” que no tenían forma de señalar exactamente quién o qué pudo ser la causa. Lo que sí aclaró, para apaciguar a los pacientes de la maternidad del San Pedro es que una situación como esa no puede repetirse en la actualidad.

Los sistemas en ese entonces eran diferentes y no estaban tan computarizados como ahora”, acotó.

Según explicó, para aquel momento los registros de los recién nacidos se realizaban tomando sus huellas digitales, y luego las de las plantas de sus pies. En la actualidad, se toman muestras de sangre del bebé obtenidas del cordón umbilical y se almacenan como una referencia de ADN futura para corroborar su identidad. En consecuencia, es imposible que se genere una confusión como la que hizo que la mujer demandante fuera entregada a la familia equivocada.

Adicionalmente, se ha ofrecido la posibilidad de dar una indemnización de 215 mil euros para la joven de 19 años. Claramente, eso está muy lejos de los 3 millones que ella exige en su demanda, por lo que será necesario mantenernos atentos a los futuros cambios en el caso para saber cómo terminará el enfrentamiento legal.

Escribir un comentario