De acuerdo con Voicebot (vía: TNW) la voz de Alexa ha generado mucha más aprobación entre los usuarios que la masculina. Google habría elegido por esta razón que la voz sintética fuera la de una mujer, en lugar de la de un hombre. Además, el mismo estudio consiguió relación entre aumento de la productividad con Alexa.

La voz femenina se suele relacionar con la persuasión y la amabilidad, mientras que la voz masculina se puede asociar a sentimientos negativos como el liderazgo negativo. Google habría tomado esto encuentra a la hora de elegir su voz, aunque desde The Next Web apuntan posibles problemas en esta decisión.

El papel de lo femenino

Lo primero que se menciona es que la decisión de una voz femenina se tomó desde un equipo compuesto principalmente por hombres. Un reporte de la UNESCO revela que solo el 12% de las personas que trabajan con inteligencia artificial, lo mismo en el campo de IT, en donde solo el 10% de los líderes son mujeres.

De esta manera, The Next Web afirma que los estudios de Google estaban parcializados hacia la opinión masculina y que por eso Alexa sería un problema. La asistente de Google no suele responder a ofensas o mal comportamiento, por lo que terminaría generando un comportamiento negativo hacia las voces femeninas en general.

Q, la voz neutral.

Eso sí, al menos destacan que ha habido progreso por parte de Google ya que Alexa se declara feminista si se le pregunta. Además, se está desarrollando a Q, la primera voz neutral en el mundo de los asistentes personales. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer a la hora de dar más oportunidad a las mujeres en campos relacionados con la tecnología.

Escribir un comentario