El cambio climático acelerado que experimenta nuestro planeta gracias a la actividad humana indiscriminada amenaza con arrasar con una amplia variedad de ecosistemas. El del dragón de Komodo, el lagarto más grande de nuestro planeta, entra en este grupo debido al aumento alarmante del nivel del mar.

Recientemente, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) actualizó su status en su lista roja de especies amenazadas. El saurópsido pasó de ser una especie vulnerable a una en peligro de extinción.

Varanus komodoensis, una especie carismática pero prácticamente desconocida

A pesar de ser tan grande, el registro de su existencia y comportamiento es relativamente reciente. Los europeos lo descubrieron apenas a principios del siglo XX y, como es de esperar con semejante criatura, quedaron fascinados. Y sí, el tamaño fue uno de sus rasgos más llamativos.

Los dragones de Komodo llegan a medir hasta 3 metros de largo y su peso supera los 150 kilogramos. No sería para menos considerando que su dieta consta principalmente de cerdos, ciervos, búfalos y murciélagos frugívoros que viven en los bosques y manglares.

Hábitat natural amenazado por el cambio climático

Dragones de Komodo interactuando en su hábitat amenazado.
Crédito: Gerardo García/Zoológico de Chester.

El dragón de Komodo es endémico de Indonesia y vive al borde del bosque o en la sabana abierta, hábitats que parecen constituir su zona de confort por excelencia. Es muy raro verlo explorar zonas más allá de los 700 metros sobre el nivel del mar.

De hecho, no fue sino hasta hace poco que el Programa de Supervivencia de Komodo de una ONG de Indonesia reveló cuáles eran sus preferencias de hábitat. Gracias a ello, los investigadores obtuvieron información muy útil para el diseño de estrategias de conservación. Lamentablemente, parte importante de estos datos nos trajo malas noticias.

Con el creciente aumento del nivel del mar ocasionados por el deshielo y otros fenómenos asociados al cambio climático, es probable que estas regiones desaparezcan. Con ellas se irían también la abundante biodiversidad que las caracteriza y, por supuesto, los lagartos más grandes del mundo.

El dragón de Komodo está oficialmente en peligro de extinción

El hogar de esta carismática especie podría desaparecer así como el cambio climático amenaza con inundar numerosas ciudades costeras. Los pronósticos sobre el aumento del nivel del mar conllevarán un impacto significativo que podrá en peligro de extinción al dragón de Komodo.

Según la UICN, se prevé que el aumento del nivel de agua afecte 30 por ciento del hábitat en los próximos 45 años, un tiempo que, si bien es robusto en comparación con la duración de la vida de un humano, es sumamente corto comparado con la edad de nuestro planeta. Hasta ahora, se estima que su hábitat en la isla de Flores, en el sureste de Indonesia, se redujo en más del 40 por ciento entre 1970 y 2000.

Dragón de Komodo sobre una roca.
Crédito: Gerardo García/Zoológico de Chester.

“Debido a la presión humana, el bosque se está talando y desapareciendo lentamente, y la sabana se ve afectada por incendios y degradación”, dijo Gerardo García, curador de vertebrados e invertebrados en el zoológico de Chester. “Los hábitats se están haciendo aún más pequeños debido al aumento del nivel del mar”.

Al no poder moverse a zonas más altas de las que acostumbra, el peligro de extinción del dragón de Komodo es inminente. Además, la actividad humana sigue fragmentando a un ritmo sin precedentes su hábitat, lo que también podría afectar su disponibilidad de alimento y salud.

El anuncio es el primero que apunta al dragón de Komodo en más de 20 años y, en parte, es consecuencia de los hallazgos de un nuevo estudio. Tras evaluar el posible impacto del calentamiento global sobre los lagartos gigantes, la conclusión fue muy clara: “se requieren acciones de conservación urgentes para evitar el riesgo de extinción”.

Referencia:

Komodo dragon in danger of extinction as sea levels rise. https://www.theguardian.com/environment/2021/sep/04/komodo-dragon-climate-crisis-sea-levels-rise-extinction-aoe

Identifying island safe havens to prevent the extinction of the World’s largest lizard from global warming. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/ece3.6705

Escribir un comentario