El descubrimiento de dos casos de la enfermedad de las vacas locas en los centros ganaderos de Brasil ha puesto al país en alerta. De acuerdo a lo reportado por Phys.org, y lo originalmente publicado por AFP, la situación tiene un carácter “atípico” debido a que no se puede rastrear claramente el origen de los contagios.

Desde la década de los ochenta, la enfermedad de las vacas locas ha rondado entre el ganado, apareciendo primero en Gran Bretaña y luego esparciéndose por el mundo. Para el momento, sus brotes están mejor controlados y ya su existencia no causa tanta alarma como antes entre los consumidores de carne vacuna.

Vaca.
Vía Pixabay.

Sin embargo, como vemos ahora, su existencia sigue siendo una amenaza que puede pausar las actividades ganaderas de todo un país. Eso con la intención de evitar que se den casos de contagio en las personas, quienes desarrollarían el equivalente humano de la enfermedad, conocida como “Creutzfeldt-Jakob”.

¿Por qué los nuevos casos de la enfermedad de las vacas locas en Brasil son “atípicos”?

Desde su aparición décadas atrás, la enfermedad de las vacas locas se ha propagado a través del consumo de elementos contaminados. Usualmente, eso se daba debido a que los agricultores llegaban a alimentar a su ganado con harina de carne y huesos de animales muertos que estuvieron infectados.

Ahora, con los dos casos actuales de la enfermedad de las vacas locas en Brasil, no se puede encontrar una fuente tan clara. De acuerdo al Ministerio de Agricultura de Brasil, los dos reportes de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) no pudieron unirse a a la ingesta de alimentos contaminados.

Ganado que podría tener la enfermedad de las vacas locas.
Vía Hippopx.

De hecho, según un comunicado presentado por el ministerio, ambos cuadros se presentaron “de manera espontánea y esporádica”. Como consecuencia, se ha generado una confusión que ha llevado al gobierno a tomar medidas tempranas y preventivas.

¿Qué más sabemos de los casos “atípicos”?

De acuerdo a lo informado por el ministerio a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), ambos casos se presentaron en vacas de edad avanzada. Asimismo, cada uno de los cuadros de la enfermedad de las vacas locas se dio en diferentes estados. Uno fue en Minas Gerais y el otro en Mato Grosso –lugar donde, en 2019, se había presentado otro caso “atípico” con una vaca de 17 años–.

Siguiendo el protocolo

Ganado vacuno.
Vía Pixabay.

A pesar de que el ministerio ha aclarado que la situación está contenida que no hay riesgo para la salud humana, igual han procedido con la suspensión de algunas de sus actividades en el sector de la carne vacuna. Específicamente, tras el reporte del par de casos atípicos de la enfermedad de las vacas locas, Brasil ha suspendido su importación de carnes con China.

Siguiendo lo informado durante el sábado por el ministerio, la decisión se dio debido a un protocolo bilateral existente entre los dos países. Por lo que, al menos por ahora, no se esperan graves consecuencias de la ocurrencia actual. Pero es probable que se deban seguir realizando investigaciones para intentar entender el atípico origen de los casos de la enfermedad.

Escribir un comentario