Después de un primer intento fallido en la toma de una muestra de roca en Marte, el aclamado rover Perseverance de la NASA parece haberlo logrado finalmente. Sin embargo, la agencia espacial estadounidense advierte que las imágenes tomadas durante el proceso no mostraron con claridad la culminación del proceso debido a las malas condiciones de luz solar.

Mientras tanto, la agencia, la comunidad científica en general y el mundo esperan imágenes con mejor iluminación para confirmarlo este sábado. De haber resultado realmente exitoso, los siguientes pasos llevarían la muestra a la Tierra dentro de algunos años para analizar su composición.

Astrobiología: la misión de Perseverance en Marte

Perseverance, el último vehículo diseñado y enviado por la NASA para explorar la superficie marciana, aterrizó en febrero en el cráter Jezero del planeta. Parte de su misión apunta a la búsqueda de signos de vida microbiana antigua a fin de confirmar o descartar las sospechas de larga data de que el planeta pudo tener condiciones aptas para ello.

Obviamente, lograrlo no es tarea sencillo. Hasta ahora, el plan es caracterizar la geología del planeta y, en función de ella, el clima del pasado. Para ello, el rover se encargará de tomar muestras de roca maciana y regolitos que luego se analizarán en la Tierra. La meta es recolectar alrededor de 30 muestras a la Tierra para la década de 2030.

Como explicamos previamente, hubo un primer intento, pero fallido. Según los ingenieros del proyecto, el fracaso se debió a que la roca seleccionada resultó ser demasiado frágil para resistir el taladro del rover.

Una roca de 900 metros llamada Rochette

Vista desde arriba de una roca de Marte perforada por Perseverance para extraer una muestra.
Roca de Marte perforada por Perseverance para extraer una muestra. Crédito: NASA.

En esta oportunidad, el objetivo fijado fue una roca del tamaño de un maletín a la que apodaron “Rochette”. Tenía una cresta de unos 900 metros de largo y afloramientos rocosos y cantos rodados (fragmentos de roca pulidos y sueltos que solemos ver en los ríos terrestres).

“El equipo determinó una ubicación, y seleccionó y extrajo el núcleo de una roca viable y científicamente valiosa”, dijo Jennifer Trosper, gerente de proyecto del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, en un comunicado.

Para extraerla, el rover usó su taladro de percusión giratorio y una broca hueca en el extremo de su brazo de 2 metros de largo. La muestra de núcleo de roca marciana tomada por Perseverance sería apenas un poco más gruesa que un lápiz y se introduciría en un tubo de muestra, para luego almacenarla debajo de su vientre.

“Percusión para ingerir”, una maniobra de Perseverance para preservar la muestra de roca marciana

Tubo de muestra con núcleo de roca marciana tomada por Perseverance.
Rover Perseverance muestra un tubo de muestra con su contenido de roca marciana con núcleo. Crédito: NASA.

Después de ello, el ingenio hizo una maniobra denominada “percusión para ingerir” en la que el extractor de muestras, la broca y el extremo abierto del tubo de muestra para limpiar el borde con cualquier material residual. Luego, usó su instrumento Mastcam-Z, un par de cámaras con zoom que sirven como los ojos de la NASA en Marte, para tomar la imagen y enviar evidencia.

Las primeras imágenes del proceso fueron enviadas el 1 de septiembre y muestran el final del tubo con la muestra. Ciertamente, la escasa iluminación impide confirmar la hazaña, por lo que se esperan nuevas imágenes para cuando el Sol esté en un ángulo más favorable.

Referencia:

NASA’s Perseverance Rover Successfully Cores Its First Rock. https://www.jpl.nasa.gov/news/nasas-perseverance-rover-successfully-cores-its-first-rock

Escribir un comentario