Un grupo de empleados de Apple se ha organizado para denunciar en redes sociales lo que está sucediendo dentro de la empresa. El nuevo movimiento se llama #AppleToo e invita a cualquier empleado que haya tenido problemas a compartir su experiencia.

De todas las historias compartidas las que más se repiten son las de acoso sexual, aunque también hay otras de discriminación por raza o directamente violencia en las oficinas. La iniciativa ha compartido cinco historias que se pueden leer acá.

Además, todo el movimiento atrajo a cientos de empleados de la compañía a denunciar lo que viven o habían vivido en algún momento en Apple. A esta ahora hay cientos de historias y siguen apareciendo nuevas personas con sus denuncias. Una de ellas es Timnit Gebru, una científica que había liderado una investigación en Google que demostraba la falta de diversidad en la empresa..

Apple sigue de brazos cruzados

Gebru ha sido despedida tanto de Apple como de Google sin justificación, aunque su historia deja muy claro que sus esfuerzos por señalar a las compañías se vio “recompensado” con el despido.

Por su parte, Cher Scarlett, organizadora del movimiento ha comentado en su cuenta personal de Twitter que le han doxxeado (revelado su identidad, dirección y datos personales) en 4chan desde que lidera el movimiento. Además, un colega anónimo de Apple ha filtrado fotos de ella en contextos sexuales claramente tratando de desacreditarla.

La situación en Apple no podría estar peor, las comparaciones con lo que sucede en Activision Blizzard no se han hecho esperar. Sin embargo, parece que en Apple la situación es todavía peor ya que los reportes vienen de todas partes del mundo y, a diferencia de Blizzard que se ha visto obligada a actuar, Apple solo ha publicado un comunicado.

Estamos y siempre hemos estado profundamente comprometidos con la creación y el mantenimiento de un lugar de trabajo positivo e inclusivo. Nos tomamos muy en serio todas las inquietudes e investigamos a fondo cada vez que se plantea una inquietud y, por respeto a la privacidad de las personas involucradas, no discutimos asuntos específicos de los empleados.

Los empleados que han compartido sus historias también revelaron que, antes de hacer pública su experiencia, llevaron el caso a recursos humanos y gerentes, pero estos no mostraron interés o no hicieron nada.

Escribir un comentario