La pandemia del coronavirus ya ha logrado alcanzar a más de 219 millones de personas y, a su paso, ya se ha llevado la vida de 4,54 millones. Los esfuerzos de vacunación se han acelerado en todo el planeta para plantar la cara a tal amenaza. Pero, ahora, de acuerdo a un anuncio de la OMS (Organización mundial de la Salud) una nueva variante del COVID-19, conocida como ‘mu’ podría burlar nuestras defensas.

Al parecer, la nueva integrante de las “variantes de interés” de la OMS es capaz de burlar las defensas producidas por la vacuna contra el coronavirus. Por ende, se ha convertido en una mutación que debemos vigilar detalladamente y manejar con cuidado para evitar su dispersión.

‘Mu’, la nueva “variante de interés” del COVID-19

Antes del reciente anuncio, la OMS estaba manteniendo una vigilancia cercana de cuatro “variantes de interés” (VOI, por sus siglas en inglés): eta, iota, kappa y lambda. Para ser parte de ese grupo, se debe cumplir con dos características.

Primero, deben ser mutaciones del COVID-19 que parecen estar aumentando su prevalencia en diversas áreas del planeta. Segundo, sus cambios muestran poder afectar o la transmisibilidad o la gravedad de la enfermedad.

Desde su primera detección en enero del 2021, la variante ‘mu’ (B.1.621) del COVID-19 ha estado bajo el estudio de la OMS. Pero no fue sino hasta el pasado 30 de agosto que la organización terminó por sumar a la mutación a su lista de VOI.

Variante mu del COVID-19.
Crédito: Radoslav Zilinsky. Vía Getty Images.

Dicho título lo ha ganado por su creciente presencia en países como Colombia (donde se la encontró por primera vez) y Ecuador. En el primero, ya representa el 39% de los casos y, en el segundo, el 13%, explicó la OMS en su informe semanal número 55.

En el resto del mundo la variante ‘mu’ está lejos de ser común. Sin embargo, su mutación la hace aparentemente capaz de evadir por completo las protecciones de anticuerpos generadas por las vacunas contra el SARS-CoV-2. Por lo que, aunque no sea muy abundante o particularmente transmisible, debemos mantener los ojos abiertos ante ella.

Potencial “variante de preocupación”

Además de las VOI, la OMS también se mantiene en vigilancia constante de otro grupo conocido como “variantes de preocupación” (VOC, por sus letras en inglés). Para que cualquier mutación vaya de la primera categoría a la segunda su transmisibilidad debe haber aumentado lo suficiente como para ser una preocupación para el mundo.

En la actualidad, dentro de ese grupo nos encontramos con variantes como la renombrada delta, pero también están las clásicas alfa, beta y gamma que aún son comunes en el mundo. Mientras ‘mu’ no sea una amenaza mundial, no entrará entre las VOC.

Sin embargo, el detalle está en que la mutación tiene el potencial de serlo. Según lo recopilado por Medpage Today, la variante ‘mu’ comparte algunas características con la conocida ‘beta’. Específicamente, se ven en ambas variantes las mutaciones llamadas E484K y K417N.

Tomando eso en cuenta, junto a que ‘mu’ parece ser inmune a las defensas de las vacunas y nos encontramos ante una variante que fácilmente podría convertirse en otra amenaza para el mundo.

¿Debemos preocuparnos?

Por los momentos, la OMS mantendrá a la variante ‘mu’ del COVID-19 en el grupo de las VOI, ya que no se tienen suficientes datos sobre su transmisibilidad. Asimismo, vigilarán de cerca su propagación, para poder determinar si se tratará de una amenaza localizada o si habrá que ponerle un freno antes de que se haga mundial.

De acuerdo a lo dicho en su informe, como su presencia en otros territorios aún es muy pequeña, no hay evidencias de que ‘mu’ compita con ‘delta’ en cuanto a transmisión o nivel de peligro. Por lo que, aunque la variante tiene el potencial para ser una amenaza generalizada, al menos por ahora, no podemos considerarla como tal.

Escribir un comentario