Una persona pesimista tiende a ver el lado desfavorable de las situaciones, es por ello que se considera como una actitud tóxica. Sin embargo, en algunas circunstancias es normal que experimentemos ese tipo de emociones negativas, por tal motivo debemos aprender a convivir con ellas.

Según un artículo compartido en The Conversation, es importante sobrellevar la negatividad porque nos permite ver, de forma objetiva, la realidad y el peligro que nos rodea.

Las personas que no reconocen sus emociones negativas tienen más probabilidades de sufrir depresión

Cuando una persona es incapaz de identificar, validar y aceptar sus emociones, tiende a ignorar, negar y hasta rechazar los sentimientos de otra persona. En consecuencia, tienen más probabilidades de sufrir depresión, estrés y otros trastornos mentales.

“La invalidación emocional tiene muchos efectos negativos. Una persona que se invalidada regularmente puede tener dificultades para aceptar, controlar y comprender sus emociones. Es más, las personas que esperan que sus emociones se invaliden tienen menos probabilidades de exhibir flexibilidad psicológica, que es la capacidad de tolerar pensamientos y emociones difíciles y de resistirse a defenderse innecesariamente”, se explica en el artículo.

La flexibilidad psicológica nos permite superar situaciones difíciles

Chica deprimida

Entonces, ser lo suficiente flexible a nivel psicológico nos permitirá convivir con nuestras emociones negativas, pero sobretodo ayudarnos a superar situaciones difíciles, como la pérdida de un familiar, una ruptura amorosa o cualquier otra circunstancia que implique ira, tristeza y confusión.

De esa forma, la flexibilidad psicológica nos ayudará a apaciguar nuestras emociones y comprender que no durarán para siempre, simplemente son etapas de la vida que debemos superar.

Por tanto, no se recomienda reprimir o evitar nuestras emociones, pues no resuelva nada. De hecho, pueden regresar con mayor intensidad y afectar negativamente nuestra salud mental.  

Los seres humanos no estamos programados para ser positivos

Según se explica en el artículo, los seres humanos no estamos programados para ser positivos la mayoría del tiempo. Este comportamiento no es nuevo, viene de muchos siglos atrás cuando la supervivencia dependía de nuestros reflejos para evitar situaciones de peligro.

Incluso, se cree que las personas con mayor capacidad de alerta tenían mayor probabilidad de transmitir sus genes. Entonces, los seres humanos no estamos programados para ser positivos, sino más bien para enfrentar situaciones de peligro.

Por eso es que muchas veces revivimos con mayor facilidad recuerdos negativos e incluso se nos hace más fácil explicarlos en comparación con los positivos. Ese fenómeno se conoce como diferenciación negativa.

Entonces, es importante saber convivir con nuestras emociones negativas porque nos permitirán ver con claridad nuestros problemas. Claro está, de la mano de una positividad objetiva que nos ayude a validar y aceptar nuestras experiencias emocionales.

Por lo tanto, las emociones negativas son tan importantes como las positivas.

Referencia:

“Toxic positivity”: Why it is important to live with negative emotions. https://medicalxpress.com/news/2021-08-toxic-positivity-important-negative-emotions.html

Ser negativo… ¿podría ser positivo? https://www.altonivel.com.mx/liderazgo/management/40129-ser-negativo-podria-ser-positivo/#:~:text=Los%20malos%20h%C3%A1bitos%20de%20las%20personas%20negativas&text=Las%20personas%20negativas%20tienden%20a,la%20depresi%C3%B3n%20y%20al%20estr%C3%A9s.

Escribir un comentario