La pandemia del coronavirus ha desatado una crisis mundial de la que todos buscamos protegernos. Para lograrlo, se han desarrollado variadas medidas de protección destinadas a mantener el SARS-CoV-2 a raya. Pero no todos han estado de acuerdo con ellas. Uno de los ejemplos más recientes es el caso de Caleb Wallace, un reconocido organizador de protestas contra el uso de mascarillas, cuya muerte se ha dado a causa del COVID-19.

Con tal solo 30 años, el protestante dejó este mundo luego de pasar más de un mes internado luchando con la enfermedad. Los detalles sobre su estado y últimos momentos se pudieron conocer a través de su página de Gofundme y también como comentarios al periódico local, el San Angelo Standard-Times, según recopiló The Guardian.

Caleb Wallace, el “defensor de la libertad”

Caleb Wallace.
Caleb Wallace.

El organizador de protestas se había hecho reconocido antes de su muerte como uno de los líderes del movimiento por la “libertad” que buscaba rechazar el uso de mascarillas como una medida preventiva contra el coronavirus. Con esa meta, formó un movimiento al que se llamó “Defensores de la Libertad de San Angelo”.

Sumado a eso, organizó grandes movilizaciones como el Freedom Rally en San Angelo que se llevó a cabo el 4 de julio del 2020. Desde entonces, Caleb Wallace no perdió ocasión para hablar sobre el descontento que él y su comunidad tenían con el “estado actual de Estados Unidos”.

Personas en medio de una protesta contra el uso de mascarillas contra el COVID-19.
Crédito: Angela Major/WPR.

Dicha postura se mantuvo firme y se hizo notar de nuevo en abril del 2021. En esta ocasión, Wallace se dirigió al distrito escolar de San Angelo para exigir que las medidas de seguridad para prevenir los contagios fueran levantadas y que no se requiriera el uso de mascarillas para la vuelta a clases.

Para julio de del presente año, Caleb Wallace comenzó a mostrar síntomas de la enfermedad, según aclaró su esposa: Jessica Wallace. Sin embargo, no hizo nada al respecto y se negó a buscar tratamiento temprano. Como consecuencia, para agosto, el hombre ingresaba como un caso grave a la unidad de cuidados intensivos del hospital local.

¿Qué más se sabe sobre la muerte del organizador de protestas contra las mascarillas?

Persona fumando y usando una mascarilla en los ojos.
Crédito: Juan Medina. Vía Reuters.

De acuerdo a las declaraciones dadas por la esposa, Caleb Wallace detectó los primeros posibles síntomas de COVID-19 el 26 de julio. Sin embargo, se negó rotundamente a hacerse las pruebas de despistaje o a buscar algún tipo de ayuda médica. En su lugar, comenzó a automedicarse con vitamina C, zinc, aspirina e ivermectina. Ese último es un medicamento antiparasitario para el ganado sobre el que los médicos han advertido incesantemente, ya que no surte ningún efecto contra el COVID-19, a pesar de las creencias populares.

Para el 8 de agosto, el hombre que movilizó al centro de Texas contra el uso de las mascarillas caería inconsciente a causa del coronavirus. El sábado 28 del mismo mes se anunciaría la muerte del organizador de protestas contra los tapabocas como medida de protección contra el COVID-19.

Con un último anuncio en su página de Gofoundme, terminó la historia del hombre de 30 años que pasó casi un mes en cuidados intensivos luchando contra el COVID-19. Dejó atrás a su esposa, sus tres hijas pequeñas y un cuarto bebé que está en camino.

Escribir un comentario