Los problemas para conseguir o mantener una erección son parte de las pesadillas comunes del género masculino. En general, se han desarrollado alternativas como la conocida “pastilla azul” para resolver la situación momentáneamente. Pero no hay muchas alternativas para tener una solución a largo plazo… Hasta ahora que nuevos estudios han identificado a la dieta mediterránea como una posible aliada contra la disfunción eréctil.

El estudio que sustenta los nuevos hallazgos se anunció recientemente a través de la conferencia del 2021 de la European Society of Cardiology (ESC). De acuerdo a las investigaciones, las personas que siguen una dieta mediterránea tienen en general menos problemas de disfunción eréctil o de circulación vascular en general.

¿Por qué aparece la disfunción eréctil?

Los problemas de disfunción eréctil pueden aparecer en las personas por muchos motivos. En algunos casos, enfermedades como la diabetes y la hipertensión pueden hacer daño al sistema vascular y causar las complicaciones con la erección.

En otras oportunidades podemos toparnos con otras causas externas como el consumo de tabaco o de alimentos dañinos que con el tiempo obstruye el flujo sanguíneo. Sumado a eso, también podemos listar los problemas de ansiedad y confianza que esa situación puede desencadenar en el hombre y que al final pueden empeorar su capacidad de sentir suficiente excitación como para conseguir una erección.

Hombre de perfil levantando el elástico de su pantalón para ver a su entrepierna.
Crédito: Sasin Paraksa. Vía Shutterstock.

Como vemos, el centro del problema está atado al buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Por ese motivo, se analizó si cambios de hábitos como la adopción de una dieta mediterránea, podrían ayudar a las personas a evitar los problemas de disfunción eréctil.

Sobre la dieta mediterránea, la disfunción eréctil y la hipertensión

Específicamente, se ha sabido por años que la dieta mediterránea tiene grandes beneficios sobre la salud en general. Particularmente, parece ayudar en gran medida a las personas que sufren de hipertensión, de forma que su condición mejora y se reducen los riesgos de sufrir de otros problemas como ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares.

Para el presente estudio, se analizaron las diferencias entre hombres hipertensos de mediana edad con disfunción eréctil que seguían la dieta mediterránea y los que no. Con eso en mente, se desarrollaron diversas medidas. En principio, se registró tanto su presión y rigidez arterial como su desempeño sexual en general, utilizando el “Inventario de Salud Sexual para Hombres (SHIM)”.

Luego de eso, también se hicieron mediciones de su condición física –al probar su aptitud en una caminadora– y se hicieron pruebas de sangre para medir los niveles de testosterona en sus organismos. Al final, la tendencia entre los 350 hombres evaluados fue clara.

Aquellos que mostraron seguir más fielmente la dieta mediterránea tuvieron menos problemas de disfunción eréctil según el SHIM. Adicionalmente, también reportaron reservas más altas de testosterona, una mejor capacidad física y niveles menores de rigidez arterial.

¿Por qué la dieta mediterránea parece ser buena contra la disfunción eréctil?

Dieta y su relación con la disfunción erectil.

De acuerdo al autor del estudio, el doctor Athanasios Angelis de la Universidad de Atenas (Grecia), es “plausible” que la relación entre la disfunción eréctil y la dieta mediterránea se deba a los beneficios que su patrón dietético trae a la salud física. Sabemos bien que esa dieta puede mejorar nuestro sistema cardiovascular y, con él, la circulación de la sangre y capacidad aeróbica general de nuestro cuerpo.

A la larga, eso puede traducirse en una respuesta mucho mejor y más veloz a la excitación. Como si fuera poco, también parece que la dieta mediterránea tiene la capacidad de limitar hasta cierto punto la caída de testosterona –común durante el envejecimiento y también relacionada con la disfunción eréctil– por lo que retrasa los posibles problemas relacionados con la edad y la dificultad para conseguir una erección.

Por ahora, lo último es simplemente una conjetura basada en lo que sabemos sobre la dieta mediterránea y la disfunción eréctil. Sin embargo, el estudio no analizó directamente los porqués detrás del proceso, sino que simplemente estableció la relación entre ambos elementos. Por lo que, en un futuro, será necesario que se realicen más investigaciones al respecto.

Escribir un comentario