La invasión de los avispones gigantes asiáticos continúa preocupando al territorio estadounidense. En el 2020, el primer avistamiento de las conocidas avispas más grandes del mundo alertó a la nación de un posible problema con una especie invasora. Ahora, en el 2021 el problema continúa, pero va encaminado a su solución. Con un claro ejemplo de eso siendo la reciente destrucción del segundo gran nido de avispas asesinas encontrado en el territorio.

A mediados del presente mes, la población estadounidense comenzó a preocuparse de nuevo por el avistamiento de una avispa asesina solitaria cerca de la frontera entre EE.UU. y Canadá. Actualmente, los esfuerzos del Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA) han logrado rastrear el posible hogar de dicho avispón y lo han eliminado por completo.

El primer avistamiento del año

Gracias a la colaboración de los habitantes del estado de Washington, se logró identificar la ubicación exacta del segundo gran nido de avispas asesinas con el que ha tenido que lidiar la nación norteamericana. Específicamente, la colonia había hecho vida al este de la ciudad de Blaine en el condado rural de Whatcom.

El nido se ubicó en los restos de la base de un aliso muerto y tenía ya por lo menos nueve capas cuando fue descubierto. Para las autoridades de WSDA, la ubicación no fue una novedad. Sobre todo porque en el 2020, a tan solo 3,2 kilómetros de distancia, rastrearon y destruyeron el primer gran nido de la especie invasora.

Destruyen el segundo gran nido de avispas asesinas en Washington

Avispas asesinas aspiradas del segundo gran nido ubicado en Estados Unidos.
Crédito: Elaine Thompson/AP.

Al igual que la primera vez, el WSDA había desarrollado un sistema de rastreo en caso de encontrar especímenes de los avispones gigantes. Sin embargo, fue la participación de los lugareños la que ayudó definitivamente a encontrar el segundo nido.

Una vez se delimitó su ubicación, el personal de WSDA no dudó en colocarse sus trajes aislantes (para evadir las picaduras potencialmente mortales de las avispas) y llevar sus aspiradoras hasta la colonia. En total, se capturaron 180 avispas asesinas adultas. De ellas, 113 estaban en el nido al momento del ataque, y las otras 67 fueron capturadas con redes cuando volaron hacia los alrededores.

Adicionalmente, se encontraron más de 1.500 larvas que aún no habían alcanzado su fase adulta. Por lo que, una vez más, la rápida acción de las autoridades –en colaboración con la vigilancia de los lugareños– pudo evitar a tiempo una situación que tornaría la invasión de las avispas asesinas en un problema mucho más difícil de controlar.

¿Y ahora qué?

Si bien estamos contentos de haber encontrado y erradicado este nido tan temprano en la temporada, esta detección demuestra cuán importante sigue siendo la información pública. (…) Esperamos que haya más nidos y, como este, esperamos encontrarlos antes de que puedan producir nuevas reinas”, declaró Sven Spichiger, entomólogo gerente del WSDA, en un comunicado.

Para el momento, los sistemas de rastreo y destrucción colectivos de los avispones han mostrado ser altamente útiles. Sin embargo, tal como dijo Spichiger, existe una gran posibilidad de que aún haya más nidos en los alrededores que deben ser detectados y eliminados.

Con esa meta en mente, los trabajadores de WSDA pidieron a los lugareños que continuaran atentos y que reportaran cualquier posible avistamiento. Todo con la finalidad de cercar la dispersión de las avistas asesinas antes de que sea demasiado tarde.

Escribir un comentario