Pese a la relación que existe entre depresión e insuficiencia cardíaca, se tratan de forma separada. No obstante, una nueva investigación podría cambiar la forma cómo se abordan estas afecciones. En concreto, un estudio llevado a cabo por médicos de la Universidad de Pittsburgh y cuyos hallazgos se han publicado en JAMA Internal Medicine.

Los autores plantean un enfoque en el cual se debe capacitar a las enfermeras para que brinden una atención tanto a nivel de depresión como de insuficiencia cardíaca. Todo ello bajo la orientación de médicos especialistas, es decir, de un cardiólogo, psiquiatra y médico de atención primaria. Al respecto, el autor principal del estudio, Bruce Rollman, comenta:

Estoy muy entusiasmado con nuestros resultados porque muestran que podemos capacitar con éxito a enfermeras para brindar atención eficaz para la depresión como parte del manejo de la atención de la insuficiencia cardíaca que ya pueden estar brindando, y que este enfoque pragmático puede mejorar significativamente el estado de ánimo de los pacientes”.

El tratamiento de atención conjunta se basa en el contacto telefónico

Telemedicina

Este método de atención conjunta, desarrollado por Rollman y sus colegas, se probó vía telefónica. Las enfermeras capacitadas mantenían conferencias telefónicas semanales de revisión respecto a la atención de ambas afecciones con el psiquiatra y cardiólogo del estudio para luego retransmitir esa información al médico de atención primaria o familiar.  

Aunado a ello, las enfermeras debían monitorear a los pacientes a través de llamadas telefónicas regulares e incluso podían realizar recomendaciones de acuerdo a cómo reaccionaran al tratamiento. De esa forma los médicos se aseguraban de brindar el apoyo necesario no solo a sus pacientes, sino también a sus familiares.

Resultados satisfactorios

Para probar este método, los investigadores reclutaron a 756 pacientes con problemas cardíacos, de los cuales 629 fueron diagnosticados con depresión, y a quienes se les hizo un seguimiento por 12 meses.

Sorprendentemente, las personas que padecían ambas patologías y recibieron la atención combinada mostraron mejoría en su calidad de vida. En específico, mayor libertad para interactuar socialmente, más energía y mejor estado de ánimo en comparación con los pacientes que recibieron atención habitual o tratamiento por cada afección.

Sobra la base de los resultados, se espera que este enfoque de tratamiento combinado no solo ayude a tratar la insuficiencia cardíaca y la depresión, sino también otros trastornos mentales. Inclusive, implementarse de manera más amplia, por supuesto, respetando los principios de la telemedicina.

Referencia:

Integrated treatment for depression and heart failure improves quality of life and mood. https://medicalxpress.com/news/2021-08-treatment-depression-heart-failure-quality.html

Escribir un comentario