La búsqueda de vida en otros planetas se ha sostenido por años sin dar aún resultados concluyentes. Hasta la fecha, hemos puesto la mirada en exoplanetas que de algún modo se asemejen a la Tierra. Pero una nueva investigación nos señala que tal vez los mundos denominados ‘hiceánicos’, podrían tener más oportunidades de albergar formas de vida.

Para estos momentos, en el universo observable se han detectado más de 4.500 exoplanetas y el número sigue creciendo. De entre ellos, aquellos mundos similares a la Tierra son una pequeña minoría. Por su parte, los planetas ‘hicéanicos’ parecen ser mucho más comunes y, por ende, ofrecen un campo de estudio mucho más amplio en el que buscar cualquier tipo de forma de vida extraterrestre.

¿Qué son exactamente los ‘mundos hiceánicos’?

La investigación recientemente publicada en The Astrophysical Journal tiene la respuesta a esa pregunta. Dentro del texto, los autores Nikku Madhusudhan, Anjali A. A. Piette y Savvas Constantinou detallan las tres características que identifican a los mundos hiceánicos.

Gran océano.
Crédito: Dottedyeti/Adobe Stock Images.

Para resumirlos, Madhusudhan, astrónomo del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, explicó al portal SINC que, para que un mundo se considere hiceánico, este debe:

(…) Presentar una superficie cubierta por el océano y una atmósfera en la que domine el hidrógeno (H2) –de ahí su nombre–, con una presión y temperatura en la superficie oceánica propicia para la vida, es decir, dentro de los límites de las condiciones de habitabilidad de los océanos de la Tierra”.

En pocas palabras, el planeta debe tener principalmente agua en estado líquido, altas cantidades de hidrógeno atmosférico y temperaturas cálidas que favorezcan la vida.

Algunas de las condiciones en los océanos de estos mundos podrían ser similares a las condiciones habitables en los océanos de la Tierra, es decir, temperaturas y presiones similares, presencia de agua líquida y energía de la estrella”, completó Madhusudhan, para ScienceAlert.

De acuerdo a los investigadores, muchos exoplanetas (conocidos como miniNeptunos) podrían cumplir con esas características. Un detalle que, sumado a que son el tipo de planeta más común hasta ahora encontrado, los presenta como un punto de interés para estudios futuros.

¿Por qué enfocar nuestra atención en los mundos hiceánicos?

En general, estudiamos planetas parecidos a la Tierra esperando encontrar señales de vida similares a las de nuestro propio mundo. Sin embargo, la verdad es que las posibilidades de que encontremos criaturas como nosotros en un exoplaneta rocoso son bastante bajas.

Exoplaneta hiceánico.
Vía alamy.com

Por otra parte, la vida microbiana cada vez muestra ser más capaz de hacer vida en el espacio. Un punto que sustenta la idea de que, si encontramos señales en otros planetas, probablemente provendrán del desarrollo microbiano.

Hasta ahora, tampoco ha habido mucha suerte con la detección de su existencia en otros planetas rocosos. Por su parte, los mundos hiceánicos parecen presentar condiciones mucho mejores para el desarrollo microbiano. Si sumamos a eso que son mucho más comunes en el espacio, nuestra oportunidad de encontrar formas de vida en ellos parece aumentar.

¿Cómo buscaremos formas de vida en esos exoplanetas?

Hay muchas preguntas abiertas, pero esta es solo una primera suposición en esta etapa. La suposición es que si la vida acuática microbiana puede formarse en estos océanos de la misma manera que lo hicieron en la Tierra, entonces algunas de las firmas biológicas también pueden ser comunes”, explicó Madhusudhan.

En otras palabras, se seguirán utilizando muchos de los métodos que tenemos en la actualidad, como la búsqueda de biofirmas en la atmósfera planetaria. Sin embargo, lo que podría cambiar sería la precisión de las herramientas y de los datos recopilados por las mediciones.

Por un lado, el lanzamiento del telescopio James Webb a finales del 2021 llevará tecnología de punta al espacio para estudiar los exoplanetas como nunca antes. Por el otro, las atmósferas naturalmente más densas de los mundos hiceánicos permitirán que las lecturas sean mucho más claras y, por ende, ofrezcan más información útil sobre el exoplaneta.

Referencia:

Habitability and Biosignatures of Hycean Worlds (2021): https://iopscience.iop.org/article/10.3847/1538-4357/abfd9c

Escribir un comentario