Las numerosas sagas y leyendas de vampiros los muestran como seres nocturnos con vida eterna, lo que podría explicar también su vínculo con los murciélagos. Estos mamíferos voladores han sorprendido a los científicos por su extensa vida y salud a pesar de su pequeño tamaño, una relación que rompe con las “reglas de la naturaleza”.

La sorpresa se ha convertido en curiosidad, y esta última ha encontrado un objetivo: descubrir la razón por la que son longevos y determinar si es posible usarla para vivir más tiempo. La tarea no es para nada sencilla, considerando por ejemplo el estigma sobre los murciélagos, pero su sangre podría tener las respuestas que buscamos en nuestro objetivo de extender la vida.

Una meta ambiciosa: vivir por más tiempo y con salud

La base de muchas religiones es una promesa de perdón y vida eterna a cambio de un buen comportamiento, ¿cuántos desean realmente vivir para siempre? En lo que respecta a la ciencia, las metas son un poco más realistas y adaptadas al interés de muchas personas: una esperanza de vida alta, pero acompañada de una buena salud para disfrutarla.

Hasta ahora, vivir más no necesariamente implica vivir con salud. El aumento de la esperanza de vida también ha supuesto que muchas personas lidien con enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Y aunque mantener hábitos saludables de forma sostenida puede hacer una gran diferencia, ciertos factores como los genes siguen siendo dominantes.

Mientras más pequeño, más breve la vida

A pesar de ello, estamos en ventaja con respecto a otras especies. Como indicamos al principio, en la naturaleza existe un patrón, casi una ley, que sugiere que los organismos más pequeños tienen una vida breve.

Los seres de menor tamaño mueren jóvenes como consecuencia de un metabolismo realmente rápido. En los humanos, se sabe que la dinámica cambia con la edad, y que particularmente durante la vejez se hace mucho más lento. Aún así, esto no impide la muerte.

Los murciélagos son la excepción a la regla: son pequeños, pero viven mucho y con salud

Murciélago de orejas de ratón, especie cuya sangre ha sido usada para estudiar el secreto de su longevidad.
Crédito: AFP.

En cambio, los murciélagos viven mucho tiempo siendo diminutos en comparación con otros mamíferos. Por si fuera poco, también se mantienen saludables por más tiempo y pueden albergar patógenos del género coronavirus o el virus del Ébola sin enfermarse.

Pero, ¿cuál es el secreto de los murciélagos? ¿Qué los hace la excepción a la regla? “Quizás todo esté en la sangre”, dice Emma Teeling, una genetista del University College Dublin que ha intentado averiguarlo a beneficio de la humanidad. Teeling ha centrado su investigación en los murciélagos con orejas de ratón de larga vida.

La sangre de los murciélagos podría tener biomarcadores de una larga vida

Una forma de saber la edad de un murciélago es mirar los huesos de sus dedos. Si sus articulaciones no se han fusionado, se trata de un bebé; una vez que estas se fusionan, se convierte en un adulto. Pero esto, por sí solo, no nos da pistas de su longevidad ni mucho menos nos conduce a un método para prolongar la vida en los humanos.

Científico tomando datos de un murciélago dentro de un recipiente con un peso.
Crédito: AFP.

Por ello, Bretagne Vivante, una organización a la que pertenece la investigadora, ha colocado microchips llamados “etiqueta de foso” debajo de la piel de los murciélagos cuando son bebés. Cada año vuelven a los refugios franceses y extraen algunas muestras de sangre para analizarlas en su laboratorio a fin de identificar cambios y biomarcadores de envejecimiento.

Los científicos han estado buscando telómeros, que son como tapas en los extremos de los cromosomas, que se acortan a medida que las células se replican. Bajo esta premisa, se hacen pequeños hasta llevar a la célula a la autodestrucción después de cumplir sus funciones; pero a veces pasa que se quedan allí y contribuyen con el proceso de envejecimiento y sus consecuencias.

Lo fascinante aquí es el hecho de que esto no ocurre en estos animales. El secreto de la extensa vida y la salud de los murciélagos podría residir en los telómeros, y una buena forma de averiguarlo es analizar su sangre en diferentes etapas, como se ha hecho hasta ahora.

Estudiar la sangre de los murciélagos para comprender su capacidad de reparar su ADN

De hecho, la secuenciación genética realizada a murciélagos jóvenes, de mediana edad y mayores ha revelado un mecanismo aún más impresionante. Los murciélagos tienen la capacidad de reparar su ADN a medidad que aumenta su edad, y con ello, los daños que conducen a la muerte.

Puede que esto pueda explicar incluso su resistencia a la amplia variedad de patógenos que habitan su cuerpo. La capacidad de reparación de ADN también podría modular su respuesta inmune, evitando que se salga de control como ocurre en muchos casos humanos con COVID-19.

En conclusión, estos mamíferos voladores son muy importantes para la vida humana y no solo es por su papel como polinizadores. La sangre de los murciélagos podría tener la clave para prolongar nuestra vida y gozar de buena salud por más tiempo.

Referencia:

Could bats hold the secret to healthy ageing? https://medicalxpress.com/news/2021-08-secret-healthy-ageing.html

Escribir un comentario