La diabetes y la migraña son unas de las enfermedades que más afectan a la población en general, y aunque a simple vista parezca que no hay relación entre ellas, estudios han demostrado que sí.

De hecho, los expertos sugieren que las personas que sufren de migraña tienen menos probabilidades de sufrir diabetes tipo 2. En un artículo compartido en la American Chemical Society (ACS), los investigadores explican cómo unos molestos dolores de cabeza pueden protegernos de la diabetes.

Los péptidos que causan migraña pueden influir en la liberación de insulina

Fichas que forman la palabra diabetes

Como mencionamos, aunque aparentemente estas afecciones no están conectadas, pues las migrañas se producen en el cerebro y la diabetes se asocia al páncreas, hay biomarcadores que describen una relación extraña pero beneficiosa entre ambas.  

Los investigadores explican que los péptidos –moléculas formadas por la unión de diferentes aminoácidos–que provocan el dolor migraña pueden influir en la liberación de insulina (experimento realizado en ratones) al regular la cantidad secretada o aumentando el número de células pancreáticas que la producen.

“Creemos que los neuropéptidos elevados en condiciones de migraña pueden regular la química que tiene lugar en el páncreas, donde se produce y secreta la insulina”, señala el investigador de la Universidad de Tennessee en Estados Unidos, Thanh Do. 

Ambas patologías comparten biomarcadores en común

El péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP) y el polipéptido activador de la adenilato ciclasa pituitaria (PACAP) juegan un papel clave en la migraña. Sin embargo, también se han detectado en el páncreas, influyendo en la liberación de insulina. Al respecto, Do explica:

Los CGRP pertenecen a una clase de péptidos ‘dolorosos’ que se secretan y almacenan en el sistema nervioso. Simplemente hablando, los CGRP unen sus receptores para transmitir las señales de ‘dolor’. En los años 90, las investigaciones ya demostraron que los CGRP tienen un efecto en la secreción de insulina. Más recientemente, se informó un efecto similar de PACAP”.

Debido al rol que juegan en estas enfermedades, los CGRP y los PACAP se presentan como una alternativa viable para tratar cualquiera de estas afecciones. No obstante, Do destaca que se necesita más investigación para aclarar su efecto.

Los CGRP reducen los niveles de insulina de la diabetes tipo 2

Como parte del estudio, los investigadores desarrollaron un método que les permitiría obtener datos de algunas células beta –cuya función es producir insulina–. En efecto, detectaron que el CGRP reducía los niveles de insulina del ratón con diabetes tipo 2.

Sin embargo, no fue tan eficiente al regular la insulina de ratón con diabetes tipo 1. Lo que significa que este neuropéptido es más eficaz para tratar la diabetes tipo 2.  De igual modo, la hormona amilina puede influir al daño de las células beta que ayuda a causar diabetes tipo 2.

“Debido a que la amilina y la insulina son secretadas conjuntamente por las células beta, el uso de CGRP para limitar la producción de insulina también podría limitar la producción de amilina. Eso podría proteger las células y ayudar a normalizar su función”, explican los autores.

Pese a la relación entre ambas patologías, los autores destacan que no se puede inyectar estos péptidos en el cuerpo como una estrategia para tratar la diabetes, sencillamente porque causan migraña. Sin embargo, esperan que al comprender cómo estos neuropéptidos afectan la secreción de insulina, puedan diseñar péptidos similares que controlen la insulina, pero que no se una al receptor del dolor.

Referencia:

How migraines protect against diabetes. https://medicalxpress.com/news/2021-08-migraines-diabetes.html

Associations Between Migraine and Type 2 Diabetes in Women. https://doi.org/10.1001/jamaneurol.2018.3960

Escribir un comentario