Los estudios de la superficie marciana se han potenciado con la llegada de toda una nueva legión de rovers y sondas destinadas a investigar más sobre el gigante rojo. Ahora, medidas tomadas cerca de las cuevas de Marte apuntan a que su interior podría ser un espacio favorable para la vida.

La reconocida revista científica Icarus publicó recientemente el estudio que plantea tal posibilidad. Bajo la autoría de Daniel Viúdez-Moreiras, la investigación informa sobre la “protección” contra la radiación solar que podrían ofrecer las cuevas y cómo esa información no solo podría sernos de utilidad para futuras misiones de reconocimiento con máquinas, sino incluso para posibles exploraciones humanas en el territorio marciano.

El peligro de la radiación en Marte

Imagen de una de las cuevas de Marte.
Crédito: NASA/JPL/ Universidad de Arizona.

Marte no está protegido por una atmósfera densa como la nuestra. En consecuencia, gran parte de la radiación ultravioleta (UV) emitida por el sol llega intacta a la superficie del planeta. Adicionalmente, el terreno también se ve afectado por la radiación ionizante proveniente del espacio, que tampoco se encuentra impedimentos en su camino hasta el suelo rocoso.

En consecuencia, las dosis de radiación a las que se expone cualquier elemento en la superficie marciana son hasta 900 veces más altas que las recibidas en la Tierra. Por ahora, los nuevos datos parecieran indicar que las cuevas de Marte son la única excepción a esa regla y que incluso podrían ser espacios favorables para la vida.

Las cuevas podrían crear un espacio seguro para la vida en Marte

De acuerdo a lo dicho por el autor principal, quien forma parte del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial de España, la radiación UV podría llegar en cantidades mucho menores al interior de las cuevas marcianas. Todo debido a que las rocas actuarían como una especie de “escudo” que impediría que la mayoría de ellas lleguen a las áreas subterráneas como el planeta.

Según sus cálculos, tan solo un 2% de la radiación de la superficie se podría encontrar en el subsuelo. Con ese monto, los niveles de rayos UV que pasarían a las cuevas serían mucho menos peligrosos. Pero, al mismo tiempo, aún ofrecerían valores lo suficientemente altos como para nutrir a criaturas que requirieran de la radiación solar para sobrevivir.

En otras palabras, las cuevas de Marte realmente podrían ser un refugio para la vida. Algo que podría aprovecharse para futuros estudios de la zona en busca de señales de vida nativas.

Imagen de una de las cuevas de Marte.
Crédito: NASA/JPL/ Universidad de Arizona.

Adicionalmente, el saber que las locaciones subterráneas de Marte tienen niveles de radiación mucho menos peligrosos también podría favorecer las misiones de exploración humanas. Eso debido a que las construcciones y centros de investigación podrían desarrollarse para aprovechar la protección natural ofrecida por las cuevas marcianas.

Aún se requieren más estudios

Por los momentos, no se ha estudiado la relación entre la radiación ionizante y su presencia en el subsuelo marciano. En el futuro, si queremos asegurarnos de que las cuevas de Marte son un refugio para la vida, será vital profundizar también en esa área.

Solo de esa forma se podrá determinar realmente qué tan seguras son esas zonas y si vale la pena diseñar planes de exploración espacial que las utilicen como base. Mientras tanto, futuras misiones robóticas deberán adentrarse en las cuevas para ofrecernos los datos que requerimos. Hasta ahora, ningún rover enviado al planeta rojo se ha adentrado en una, pero eso podría cambiar pronto ahora que su potencial ha salido a la luz.

Referencia:

The ultraviolet radiation environment and shielding in pit craters and cave skylights on Mars: https://doi.org/10.1016/j.icarus.2021.114658

Escribir un comentario