Nuestro organismo es una combinación de procesos que deben mantenerse en constante equilibrio para funcionar. Cuando alguno de ellos se modifica, puede tener efectos inesperados tanto en áreas determinadas de nuestro cuerpo como de forma general. Una reciente investigación ha revelado que ese último podría ser el caso que se da con el uso temprano de antibióticos y su efecto la expectativa de vida.

El estudio se enfocó en descubrir cómo los cambios en el microbioma intestinal de los ratones (inducido por el uso temprano de antibióticos) podía afectar su vida a largo plazo. Al final, los resultados del experimento de dos partes de publicaron en la revista científica Cell Reports.

El uso temprano de antibióticos puede modificar nuestra microbiota intestinal

La investigación, llevada a cabo colaborativamente entre el South Australian Health and Medical Research Institute (SAHMRI) y la Universidad de Flinders, investigó cómo el intestino reconstruía su microbiota luego de que ella fuera “eliminada” una primera vez debido al uso de antibióticos.

Para eso, se estudió a los ratones de laboratorio desde el inicio de su vida hasta 102 semanas después. Siempre tomando notas de la salud de cada uno y de qué forma fue evolucionando con relación a las características de si microbioma.

Microbioma intestinal que puede cambiar con el uso de antibióticos y modificar la expectativa de vida.
Vía stock.adobe.com

Por lo que se sabe, hasta la fecha solo se habían hecho investigaciones que revelaran la relación de los antibióticos y el microbioma intestinal en ratones con deficiencias genéticas. Ahora, de acuerdo a al profesor David Lynn, que dirigió el proyecto, se han tomado en cuenta ratones totalmente sanos, para poder determinar exactamente cuál es el efecto individual de los medicamentos.

Dicha nueva perspectiva dio como resultado que se estableciera una relación entre los antibióticos y la expectativa de vida de los ratones. Todo debido a la forma en la que los intestinos reaccionan para restaurar su microbiota una vez ha sido afectada por los medicamentos.

Cambios en el microbiota pueden afectar la expectativa de vida

Para la primera parte del experimento, se observó la reacción del intestino de los ratones una vez la diversidad de su microbiota fuera eliminada por los antibióticos. En general, el microbioma se logró restaurar al tomar dos caminos con composiciones bacterianas distintas. Para diferenciarlas, se las llamó PAM I y PAM II.

Los ratones con microbioma PAM II mostraron una mayor resistencia a la insulina en la vejez, lo que indica una disfunción metabólica, así como niveles significativamente más altos de inflamación en múltiples tejidos diferentes, incluidos la sangre, el hígado y el cerebro”, explicó Lynn.

Como si eso no fuera poco, los ratones que presentaron el microbioma PAM II tuvieron una mortalidad el doble de alta en comparación con quienes desarrollaron el PAM I. En otras palabras, dependiendo de esa reacción del organismo a los antibióticos, se podría estipular la expectativa de vida de los ratones.

Con la finalidad de eliminar toda duda posible, el experimento tuvo una segunda fase con ratones “libres de gérmenes”. Es decir, aquellos que inicialmente no tuvieran ningún tipo de microbioma y se les asignó al azar la composición PAM I o PAM II. Para esa segunda oportunidad, los resultados iniciales se repitieron, confirmando el efecto de los dos tipos de microbioma en la esperanza de vida de los roedores.

Los efectos de los antibióticos se mantienen a largo plazo

Ilustración de las bacterias intestinales.
Vía Shutterstock.com

En general, el microbioma intestinal de los ratones del primer modelo regresó a su estado original después de unas semanas. Sin embargo, los efectos en su expectativa de vida, originados por el uso de antibióticos, no cambiaron.

Como consecuencia, incluso cuando su flora bacteriana intestinal era “normal”, los ratones que tuvieron PAM II manifestaron más problemas de salud. Asimismo, solían presentar un sistema inmunológico más “inflamatorio” y una vida más corta.

Nuestros datos sugieren que el tipo de microbioma que repobla el intestino después de los antibióticos tiene el potencial de reprogramar el sistema inmunológico de los mamíferos con efectos duraderos que incluyen la longevidad”, resumió Lynn.

En el futuro, los nuevos datos podrían incluso ayudarnos a entender la forma en la que los antibióticos afectan el organismo de los humanos. Algo nos permitirá decidir mejores momentos para usarlos y pulir sus composiciones para disminuir los riesgos que podrían venir con su uso.

Referencia:

The composition of the gut microbiota following early-life antibiotic exposure affects host health and longevity in later life: https://doi.org/10.1016/j.celrep.2021.109564

Escribir un comentario