En los tiempos actuales, las plagas son cada vez más difíciles de eliminar debido a la resistencia que han empezado a desarrollar ante los insecticidas comunes. Buscando alternativas con las que proteger nuestro jardín, un grupo de científicos se toparon con una particular fragancia que podría mantener a los insectos a raya.

La American Chemical Society (ACS) anunció el descubrimiento a través de un comunicado de prensa en su página web. En él, también mencionó que darían más detalles sobre el hallazgo en su conferencia anual, pautada para otoño del 2021. Pero, mientras tanto, la información provista en su anuncio inicial es más que suficiente para hacernos una idea de lo que es su “fragancia” y cómo podría repeler a los insectos.

‘Olor a miedo’, el nuevo repelente natural para los jardines y plantaciones

Plantas en macetas.
Vía maxpixel.net

El truco que descubrieron los científicos demostró que es posible sintetizar el “olor a miedo” para mantener a los insectos lejos de las plantas. Todo al estudiar un aroma específico producido por los depredadores y que, usualmente, alerta a los insectos herbívoros del peligro.

Como consecuencia, todos entran en modo de supervivencia y se alejan de la fuente del olor como una prevención. Al final, el resultado es una zona libre de insectos invasores, lo que resultará de gran ayuda tanto para proteger el jardín de nuestra casa como las grandes plantaciones de los granjeros.

Una nueva forma de proteger los cultivos y espantar a los insectos sin usar químicos

Para la investigación actual, se trabajó particularmente con el caso de la plaga conocida como “pulgones” y sus depredadores naturales: las mariquitas o coquitos. Luego de realizar variados análisis y pruebas con diferentes combinaciones de químicos provenientes de los insectos depredadores, los científicos dieron con la fórmula definitiva.

En general, las respuestas más fuertes de los insectos herbívoros se dieron metoxipirazinas como isopropil metoxipirazina, isobutil metoxipirazina y sec-butil metoxipirazina. Al tener esa información, los investigadores crearon un compuesto aceitoso que contenía una mezcla de todas.

Al presentarlo ante los pulgones, el efecto fue inmediato, los insectos rápidamente buscaron alejarse de la fuente del olor. Además, se observó que a la larga tendieron a dejar de lado sus comportamientos reproductivos y favorecieron la generación de alas.

Jardín ornamental.
Vía Pixabay.

¿Por qué?

Es un asunto de supervivencia. Como el “olor a miedo” indicaba que el espacio no era seguro, los insectos dieron prioridad al desarrollo de medios para escapar y no a la procreación de crías que, en un medio inseguro, tal vez no podrían sobrevivir. En resumen, los científicos lograron crear una fragancia natural que puede obtener mejores resultados que los repelentes de insectos químicos de la actualidad, dándonos una forma tan eficiente como verde para cuidar de nuestro jardín.

Escribir un comentario