La inseguridad, lamentablemente, es parte del día a día de muchos lugares. Uno de ellos era el barrio Jamaica en Queens, Nueva York, en la década de 1960, en donde transitar por las noches era un deporte extremo. Cansada de esta situación, y debido a que trabajaba en turnos nocturnos, la enfermera Marie Van Britten Brown, junto a su esposo Albert, fue la responsable de la creación del sistema de seguridad que, debido a su gran efectividad, seguimos utilizando hoy en día en muchos hogares e incluso oficinas.

Durante la época, los delitos en Queens habían aumentado en un 32% y la policía solía tardarse en atender las llamadas de emergencia a tiempo. Debido a que su profesión lo requería, y con la ayuda de los conocimientos de técnico en electrónica de su esposo, Marie diseñó el que llamaría ‘Sistema de seguridad para el hogar que utiliza vigilancia por televisión’.

Dibujo del sistema de seguridad de Marie Van Brittan Brown
Bosquejo del sistema de seguridad elaborado por Marie y Albert Brown (Fuente: Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU.)

El nombre de este sistema de seguridad resume perfectamente sus funciones, aunque estas iban mucho más allá. Consistía en un dispositivo que iba instalado en la puerta principal, el cual contaba con una cámara de video que era monitorizada en el interior del apartamento gracias a que esta iba conectada a un televisor.

Pero Marie no se conformaba con solo ver a la persona fuera de su puerta, por lo que también instaló un micrófono y un altavoz con el que podía hablar con el posible atacante. Por último, y por si fuera poco, también instaló un botón que tenía la función de contactar inmediatamente a la policía mientras el criminal se distraía hablando a través del micrófono de la puerta.

Marie y Albert Brown posando junto al dibujo de su sistema de seguridad.
Marie y Albert Brown posando junto al dibujo de su sistema de seguridad.

Para la época, este sin duda era un dispositivo muy avanzado y extremadamente útil en cuanto a seguridad se refiere, por lo que Marie y Albert decidieron registrarlo. A partir del 2 de diciembre de 1969, tres años después, obtuvieron la patente del mismo.

Sin embargo, el sistema estaba demasiado adelantado a su tiempo y los costos por instalación eran muy elevados, por lo que los Brown no pudieron beneficiarse económicamente de su sistema de seguridad. Sin embargo, ambos lograron ganar reconocimiento en el mundo de la tecnología y su invento fue citado en 35 patentes estadounidenses.

Marie, por otro lado, nunca pudo ver el resultado de su esfuerzo debido a que falleció en 1999 a sus 76 años, pero definitivamente logró aportar seguridad y bienestar al mundo.

Escribir un comentario