La Tierra ya ha sido escenario de varias extinciones masivas y ahora el cambio climático figura como una nueva amenaza, tanto para los humanos como las especies en los océanos. En este sentido, los corales parecen particularmente vulnerables al calor, pero un nuevo enfoque promete proveerles resistencia en un futuro no muy lejano.

Los investigadores de la Universidad de Southern Cross alegan que la cría selectiva, basada en cruzar las variedades más resistentes al aumento de las temperaturas con las más vulnerables podría dar lugar a poblaciones más resilientes por transferencia de genes.

El calentamiento global ha puesto en riesgo a los corales

Variedad de corales liberando óvulos y espermatozoides.
Variedad de corales Platygyra generando paquetes de óvulos y espermatozoides en el agua. 
Crédito: Anna Scott

A estas alturas, muchos están al tanto de que el calentamiento global, y concretamente, el de los océanos, ha puesto en riesgo los arrecifes de coral, hogar de miles de especies marinas. Su vulnerabilidad al calor es tal que incluso su proceso de reproducción puede verse interrumpido por el incremento de las temperaturas.

Algunas variedades de corales expuestos a ambientes extremos han mostrado una tolerancia al calor excepcionalmente alta. Un estudio previo realizado por los mismos autores reveló que esto se debe, en parte, a adaptaciones genéticas. Pero, más allá de eso, arrojó evidencia de que las poblaciones de coral tienen el potencial genético de adaptarse al calentamiento de los océanos.

Cruzando variedades de corales resistentes al calor con las más vulnerables

En esta oportunidad, decidieron determinar si es posible transferir las variantes genéticas que provee dicha resistencia a los corales más vulnerables, que suelen vivir en condiciones oceánicas menos hostiles.

Para ello, seleccionaron genotipos tolerantes en el mar del Golfo Pérsico, un escenario con temperaturas cálidas extremas, y los cruzaron con los de la misma especie del Océano Índico, con temperaturas más amigables. Luego, se enfocaron en medir la resistencia al calor de muchas de las familias de corales descendientes del cruce.

Tolerancia al calor aumentó un 84% en la descendencia

Corales que podrían hacerse resistentes al calor.

Los resultados fueron prometedores al menos en lo que respecta a las probabilidades de supervivencia de los corales al calentamiento global. La tolerancia al calor aumentó hasta un 84 por ciento cuando las madres de variedades vulnerables se cruzaron con padres más resistentes

“Aquí, mostramos que los corales de los arrecifes más calientes del mundo transfieren suficiente tolerancia al calor a una población ingenua suficiente para resistir las proyecciones de calentamiento de finales de siglo”, escriben los autores.

Herencia genética detrás de la mayor resistencia de los corales al calor

La secuenciación del todo el genoma de la descendencia reveló las variantes genéticas relacionadas con su nueva resistencia al calor. Al compararlo con los de sus madres y padres, los investigadores descubrieron que los genes implicados fueron heredados predominantemente de los corales padres provenientes del extremo Golfo Pérsico.

“Este fue un resultado impresionante, porque si bien esperábamos ver alguna mejora en la tolerancia al calor, la señal fue mucho más fuerte de lo que anticipamos debido a la contribución genética de los padres, ya que los efectos maternos también contribuyen a la tolerancia de la descendencia”, dijo la Dra. Emily Howells, investigadora principal del Centro Nacional de Ciencias Marinas de la Universidad de Southern Cross.

Además, dicha resistencia fue equivalente a la de ambos padres provenientes del Golfo Pérsico. De hecho, la variación genética no se restringió al Golfo Pérsico, sino que se observó incluso en las poblaciones desplegadas en las frías aguas del Océano Índico. Los investigadores creen esta permanencia podría ser esencial para el éxito de los corales en ambientes cálidos.

Los cruces selectivos podrían salvar los arrecifes de coral

En conclusión, la cría selectiva de los corales formadores de arrecifes tiene el potencial de usarse como estrategia para mejorar su resistencia al calor conforme aumentan las temperaturas. Pero esto aún no es un hecho y se esperan más pruebas antes de que el método pueda implementarse como intervención.

En vista de ello, los países aún deben hacer su parte en los objetivos planteados contra el cambio climático. Solo así podremos evitar los eventos catastróficos que profetiza incluso la ciencia.

Referencia:

Enhancing the heat tolerance of reef-building corals to future warming. https://advances.sciencemag.org/content/7/34/eabg6070

Escribir un comentario