Diversos estudios han demostrado que la alimentación es clave en el desarrollo físico y cognitivo de los más pequeños. Sin embargo, la falta de planificación o recursos económicos puede conducir a los padres a ofrecer productos con poco valor nutritivo a sus hijos. De hecho, un estudio reciente señala que más del 60 por ciento de los alimentos que consumen los chicos y adolescentes son ultraprocesados.

Se trata de productos que se caracterizan por su alto contenido en azucares, sodio, carbohidratos, aceites hidrogenados e incluso potenciadores del sabor. Así como por su bajo porcentaje en fibra, proteínas, vitaminas y minerales.

El consumo en exceso de productos ultraprocesados promueve la aparición de enfermedades

Productos ultraprocesados
Vía: Pexels

Basar la dieta de los niños en dulces, papas fritas, comidas rápidas y ciertos embutidos promueve la obesidad, diabetes, problemas intestinales e incluso otras afecciones más graves como el cáncer de colón.

Al respecto, el epidemiólogo nutricional de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición de la Universidad de Tufts, Fang Fang Zhang, agrega:

Algunos panes integrales y productos lácteos son ultraprocesados, pero son más saludables que otros alimentos ultraprocesados. El procesamiento puede mantener los alimentos frescos por más tiempo, permite la fortificación y el enriquecimiento de los alimentos y mejora la conveniencia del consumidor. Pero muchos alimentos ultraprocesados ​​son menos saludables, con más azúcar y sal, y menos fibra, que los alimentos sin procesar y mínimamente procesados, y el aumento de su consumo por parte de niños y adolescentes es preocupante”.

Productos ultraprocesados son omnipresentes en la dieta de los niños

Tras analizar la ingesta dietética de más de 33 mil niños y adolescentes durante 19 años (desde 1999 hasta 2018), los investigadores detectaron que las pizzas y las hamburguesas son los productos ultraprocesados con mayor valor calórico que ingieren los niños: desde el 2.2% hasta el 11.2%. “El segundo mayor aumento de calorías provino de los bocadillos y postres dulces envasados, cuyo consumo aumentó del 10.6% al 12.9%”.

De igual modo señalan que el consumo de alimentos ultraprocesados es más alto en los negros no hispanos (10.3%) en comparación con mexicoamericanos (7.6%) y los hispanos blancos (5.2%). Los hallazgos muestran que los productos ultraprocesados son omnipresentes en la dieta de los niños indistintamente de la raza (las mencionadas).

Otros estudios indican que las personas que basan su alimentación en estos artículos tienen mayores probabilidades (78%) de sufrir cáncer de esófago en comparación con los que consumen productos menos procesados.

Estas investigaciones destacan la importancia de cuidar los alimentos que consumimos, pues el consumo de productos procesados promueve la aparición de trastornos alimenticios, los cuales se pueden agravar y desencadenar afecciones mas graves.

Referencia:

Trends in Consumption of Ultraprocessed Foods Among US Youths Aged 2-19 Years, 1999-2018. https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2782866

Consumo de alimentos procesados ​​y riesgo de cáncer. https://addon.life/es/2021/08/13/ultra-processed-foods-cancer/#consumption-of-ultra-processed-foods-and-colorectal-cancer-risk

Escribir un comentario