Durante el mes de agosto, Groenlandia fue escenario de algunos eventos muy poco frecuentes que parecen estar estrechamente relacionados con el calentamiento global: lluvias y derretimiento del hielo. En un evento aparentemente sin precedentes, la lluvia cayó sobre el punto más alto de la enorme capa de hielo que cubre la superficie de la isla entre el 14 y 15 de agosto, días excepcionalmente calurosos.

Según los científicos de diferentes agencias reconocidas, es la primera vez que ocurre un evento de este tipo, al menos hasta donde la humanidad ha logrado documentar. Y aunque aún es necesario analizarlo en un contexto más amplio, la explicación más potencial hasta ahora es que las lluvias en Groenlandia es una manifestación más del calentamiento global.

¿Por qué llovió en Groenlandia?

Aunque las lluvias sean muy comunes en numerosas partes del mundo, incluso en un lugar con tanta agua es poco frecuente. Las bajas temperaturas han sido una característica muy distintiva de la isla; por ende, su incremento puede predisponer a la comunidad a algo más evidente, como el derretimiento.

Pero si las temperaturas llegan a estar ligeramente por debajo de los cero grados centígrados o por encima de este límite, empezaría a llover. En condiciones habituales, las temperaturas en la cima de Groenlandia, a unos 3216 metros, están muy por debajo del punto de congelación. Durante tres días, las temperaturas fueron  por ello que los científicos están seguros de que se trata de una prueba inequívoca de calentamiento global.

“Este es un evento extremo como nunca antes había ocurrido”, dijo a la AFP Martin Stendel, investigador del Instituto Meteorológico Danés. “Es probable que esto sea una señal del calentamiento global” y una prueba más de su gran impacto sobre la segunda capa de hielo más grande del mundo después de la Antártida.

Los científicos de la estación cumbre de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. observaron el fenómeno durante todo el 14 de agosto, pero siendo tan inesperado, no contaban con medidores. Sin embargo, se cree que las nubes sobre Groenlandia precipitaron 7,000 millones de toneladas de agua.

Lluvias concentradas en el sur de Groenlandia

Imagen satelital tomada después de las lluvias repentinas en Groenlandia.
Imagen satelital tomada el 15 de agosto de 2021 después de las lluvias repentinas en Groenlandia. Crédito: Earth Observatory.

Desde finales de julio, la isla gigante ha estado experimentando un derretimiento extenso del hielo. Inicialmente, este se centró en el norte de Groenlandia, pero las lluvias de agosto ocurrieron en el sur.

De hecho, se extendió tierra adentro hacia el interior de la capa de hielo y llegó a Summit Station, la estación de investigación de la National Science Foundation. Las instalaciones se encuentran cerca de la parte superior de la capa de hielo, a casi dos millas sobre el nivel del mar.

Aumentos de temperatura previos no produjeron lluvia

El investigador danés dijo que las temperaturas han aumentado por encima del punto de congelación en la cima de la isla solo nueve veces de los últimos 2,000 años. Tres de esos episodios ocurrieron en los últimos 10 años (en 2012 y 2019 respectivamente). Vale recordar que en este período se han intensificado los efectos del calentamiento no solo en Groenlandia, sino a nivel global, pero en ninguna de esas ocasiones se produjeron lluvias.

“No podemos probar si llovió o no en las seis ocasiones anteriores, pero es muy poco probable, lo que hace que la lluvia que observamos sea aún más notable”, dijo Stendel a la AFP.

Según la NASA, las lluvias generalizadas durante esos días contribuyeron significativamente al deshielo. Ahora bien, estos grandes eventos suelen ser de corta duración, por lo que contribuyen poco con el derretimiento total a lo largo de una temporada.

Sin embargo, de hacerse más frecuentes, su efecto también sería más duradero, con potencial de afectar no solo el grosor de la capa de hielo, sino también aumentar el nivel del mar.

Referencias:

Rain and Warmth Trigger More Melting in Greenland. https://earthobservatory.nasa.gov/images/148720/rain-and-warmth-trigger-more-melting-in-greenland

Escribir un comentario