La propagación de la variante delta del coronavirus está dando un nuevo vuelco a nuestras esperanzas de dar fin a la pandemia, y los científicos creen que es momento de aprender a vivir con ella conforme se desarrollan nuevas soluciones.

Por supuesto, así como inician, todas las pandemias deben tener un final, y esta no tendría que ser la excepción. Sin embargo, mientras buscan mejorar las vacunas disponibles, la recomendación es continuar con las recomendaciones no farmacológicas previas: mascarilla y distanciamiento social.

¿Por qué debemos continuar las medidas preventivas?

Los estudios científicos y la misma Organización Mundial de la Salud han confirmado que la variante delta es más transmisible que las otras en circulación. Gracias a ello, se ha convertido en la dominante en Estados Unidos y docenas de países.

Las personas que se infectan con esta variante pueden portar 1,000 veces más virus que las infectadas con la versión original, lo que las hace más capaces de propagarla. Y aunque ya se han registrado numerosos casos de personas completamente vacunadas contra el patógeno, los científicos afirman que quienes no han recibido ni una sola dosis de vacuna contra COVID-19 son mucho más propensos a contraerla e infectar a otros.

Sin embargo, aún existen varias soluciones para intentar recobrar nuestra normalidad y paz mental, o establecer una nueva. Pero, para llevarlas a cabo de la forma correcta, sigue siendo indispensable la colaboración global, tanto de parte de los gobiernos y agencias de salud como del público.

Los no vacunados deben seguir usando mascarilla y evitar las multitudes

Los médicos están advirtiendo a sus pacientes de los peligros actuales. La variante delta del coronavirus es más peligrosa que las variantes que circulaban hace unos meses debido a su transmisibilidad amplificada.

Mujer con mascarilla contra el coronavirus en un autobús vacío.

Con base en ello, aquellos que aún no se han vacunado, definitivamente deberían tratar de hacerlo. Pero si siguen omitiendo este paso, deberán seguir sujetos de forma estricta a las medidas preventivas aplicadas hasta ahora; esto incluye el uso de mascarillas en espacios cerrados y al aire libre cuando haya gente alrededor, así como evitar viajar y asistir a lugares y eventos multitudinarios.

Pero con esto no es suficiente para dar fin a la pandemia; aprender a vivir con la variante delta implica seguir pensando en los demás, lo cual no solo incluye a los seres queridos. Recordemos que, durante los brotes masivos, el personal y los recursos sanitarios se hacen insuficientes para atender la avalancha de casos. Muchas veces esto implica el contagio y muerte de muchos médicos, enfermeras y trabajadores de sectores esenciales.

Uno de los primeros hallazgos durante la pandemia fue la mayor vulnerabilidad de ciertos grupos al virus. La estrategia aplica también para los pacientes inmunodeprimidos y aquellos con afecciones preexistentes.

Las personas vacunadas también deben aprender a vivir con la variante delta del coronavirus

Lamentablemente, las infecciones entre personas completamente vacunadas representan entre el 18 y 28 por ciento de los casos en seis estados estadounidenses. A pesar de ello, estos siguen estando en ventaja en comparación con los no vacunados: rara vez se enferman gravemente.

Mujer con mascarilla contra el coronavirus sentada sobre una maleta de viaje en un aeropuerto pensando en la vida con la variante delta.

“En las personas vacunadas, las vacunas serán realmente protectoras contra la variante Delta, en particular para enfermedades graves, hospitalizaciones y muerte”, dijo el Dr. Thomas Russo, jefe de enfermedades infecciosas de la Universidad de Buffalo. “Existe una posibilidad muy pequeña de que pueda enfermarse gravemente”.

El problema es que siguen siendo capaces de transmitir la enfermedad a otros. Por ende, deben mantener medidas similares a los no vacunados y estar especialmente atentos a los síntomas para cumplir con los protocolos. También deberían limitar su asistencia a sitios de riesgo.

Esta estrategia debería continuar a medida que nos acerquemos a nuevas soluciones, como dosis de refuerzo que funcionen contra la variante delta, o una vacuna universal, como plantearon los científicos recientemente.

Referencia:

Effectiveness of Covid-19 Vaccines against the B.1.617.2 (Delta) Variant. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2108891

How to live with the Delta variant, according to disease experts. https://mashable.com/article/delta-variant-explained

Escribir un comentario