Padecer un trastorno mental es descontarte y angustiaste, no solo para la persona que lo sufre, sino también para los que comparten con ella bajo un mismo techo. En relación a ello, una investigación reciente señala que convivir con una persona con problemas mentales aumenta el riesgo de sufrir enfermedades similares.

El artículo, publicado en la revista BMC Medicine, revela que los niños que han crecido rodeados de personas con trastornos mentales tienen un 63% más de probabilidades de desarrollar síntomas de ansiedad, depresión e incluso trastornos de la personalidad.

La mala salud mental de los miembros del hogar influye en el proceso de aprendizaje de los niños

Niños en un aula de clase

Tras ubicar los registros médicos de cabecera de más de 190 mil niños de Gales (desde 1998 hasta 2012), los investigadores analizaron sus antecedentes de salud mental y trastornos del desarrollo. En efecto, detectaron que la mala salud mental de los miembros del hogar se relacionaba con un aumento de 42 por ciento en los trastornos del aprendizaje y déficit de atención.

De igual modo, señalan que los niños que sufrían de maltrato infantil tenían un 90 por ciento más de probabilidades de desarrollar problemas de salud mental infantil, como ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo e hiperactividad. Así como un 65 por ciento más probabilidades de presentar trastornos del desarrollo.  

Trastornos psicológicos en la infancia son fuertes predictores de problemas mentales en la edad adulta

En vista de los resultados, los autores llaman a comprender la relación entre la exposición a estos problemas mentales y el bienestar emocional de los más chicos, puesto que los trastornos psicológicos en la infancia o la adolescencia son fuertes predictores de trastornos mentales en la edad adulta. Al respecto, la coautora del artículo, Rebecca Anthony, comenta:

Los vínculos entre la victimización y la salud mental infantil son quizás más comprensibles dado el trauma asociado con estas experiencias. Y, aunque no encontramos ninguna evidencia que sugiera que las experiencias son peor en entornos desfavorecidos, se necesita más investigación en esta área. Mientras tanto, el apoyo para acceder a una buena atención médica y oportunidades para abordar las necesidades de salud mental solo puede ser algo bueno”.

Se necesita fortaleza para lidiar con personas que padecen problemas mentales

La psicoterapeuta cognitiva y conductual, Marta Jendrzejewska, explica que las personas con trastornos mentales experimentan muchos cambios de humor. Por ende, no es fácil para los familiares o cercanos lidiar con ellos.

Ciertamente, es una situación estresante para la persona que lo padece como para quienes conviven con ella. Por ello es que los niños son uno de los más afectados, pues son mentalmente más frágiles que los adultos. Ahora bien, en el caso de los adultos, Jendrzejewska recomienda:

Es importante validar y apoyar a las personas que lo están pasando mal, pero también es importante mantener límites que señalen qué comportamientos son aceptables y cuáles no”.

De acuerdo a lo descrito, los adultos necesitan fortaleza para lidiar con los problemas mentales de la persona con la que conviven. Pero, deben prestar mucha más atención al impacto que esos trastornos causan en los niños ya que son propensos a replicar esas enfermedades en un futuro.

Referencia:

Adverse childhood experiences and child mental health: an electronic birth cohort study. DOI: 10.1186 / s12916-021-02045-x

Cómo convivir con la enfermedad mental de otra persona. https://www.vogue.es/belleza/articulos/enfermedades-mentales-como-convivir

Escribir un comentario