El mundo es un lugar lleno de opciones. Sobre todo cuando a entretenimiento se refiere. Si bien la pandemia del coronavirus representó un cambio es todas nuestras conductas, seguimos dispuestos a debatir acerca de cuál es la mejor opción para ver películas.

La guerra del streaming dio su primer paso en 2018, sin embargo, las plataformas de transmisión tenían tiempo haciendo de las suyas y capitalizando suscriptores. Sin embargo, no fue sino hasta el año pasado cuando compañías como Netflix, Amazon Prime, Hulu y los nuevos en el campo de juego como Disney Plus y Apple TV Plus que se empoderaron de la industria del entretenimiento, al punto de desplazar al cine en la mente de muchos consumidores.

Streaming vs. Cine

Pero, ahora con un mundo más “abierto”, los cines abiertos y las personas saliendo de sus casas, nos preguntamos: ¿vale la pena ver todo por streaming? Si se nos permite ser honestos, depende de los intereses de cada quien. No obstante, en un sentido económico, podríamos decirles que no.

Tomemos el ejemplo obvio de Disney Plus y sus estrenos por Premier Access. Actualmente, ver una cinta de la “Lista A” tiene un costo total de $29,99, adicional a la suscripción mensual que se paga a la plataforma, que supera los $10. Ahora, en promedio, la entrada al cine en los Estados Unidos cuesta un total de $9,4.

Si podemos convertir esos números es “conclusiones” tenemos que: ver ‘Cruella’ en Disney Plus tiene un costo que sobrepasa los $30, mientras que verla en el cine ni siquiera llega a los $10. ¿Si lo ven?

Por supuesto, ustedes dirán: “claro, pero es más seguro verla en casa, por eso vale la pena gastar el dinero”, y sí, tienen razón. Pero, por lo mismo, elegir entre uno y el otro dependerá siempre de la subjetividad del consumidor. Sin embargo, les recordamos que Disney Plus cobra esos $30 para el estreno y luego, aproximadamente 3 meses después, la plataforma libera la cinta y la ofrece forma gratuita.

¿Streaming o TV?

Ahora bien, cambiando el foco. ¿Qué hay de las diferencias entre el streaming y la TV? En este caso creemos que siempre será mejor optar por el formato streaming, sobre todo porque puedes acceder desde cualquier dispositivo móvil. No obstante, canales como HBO ofrecen “las mismas” producciones, prácticamente gratis.

Claro, ustedes no podrán ver ‘The Old Guard’ o ‘La Dama y el Vagabundo’ en HBO, por la televisión, pero sí podrán conseguir a ‘Wonder Woman 1984’, ‘Birds of Prey’ y hasta ‘Witches’. Solo deberán tener paciencia, ya que los tiempos de llegada no son los más rápidos.

Al menos de que estén tratando de ponerse al día con ‘La Momia’, y no, no la versión de Tom Cruise, o con ‘Eat, Pray, Love’, y hasta el ‘Titanic’, el streaming siempre presentará una ventaja por encima de la TV. Sobre todo por la calidad de imagen que puede llegar hasta 4K o HD.

¿Es mejor caer en la piratería?

Por último pero no menos importante, debatimos: ¿es mejor el cine y el streaming a disfrutar de los portales “extra oficiales” de películas en el internet? Pues, no queremos que se confundan y entiendan que apoyamos la piratería. Pero, todo este tema con los estrenos híbridos en taquilla y transmisión han hecho mucho más sencillo el ahorro del dinero.

Desde nuestro punto de vista, la opción de portales como Cuevana, funcionan. Claro que funcionan. Sobre todo si ese día tuviste que pagar la renta y no tienes como ir al cine, y por lo mismo no tienes ninguna suscripción a streaming. Pero, no es lo recomendable.

La piratería de las producciones siempre ha sido una amenaza para la industria del entretenimiento, ya que puede hasta devaluarla. No obstante, no les vamos a mentir. Es casi imposible no caer en las manos de este formato, sobre todo porque el dinero no cae del cielo.

En conclusión, no debemos sentirnos obligados a consumir un formato por encima del otro. Pero sí, entender que todos nuestros comportamientos suman, o restan, a una industria. El cambio está en la decisión que tomemos al momento de consumir. Y, tú, ¿Qué formato prefieres?

Escribir un comentario