Las bacterias se encuentran en todos lados, incluido el mar y los animales que lo habitan y que suelen ser consumidos por los humanos. La infección con una especie en particular, conocida como Vibrio vulnificus o “bacteria carnívora” es potencialmente mortal y se puede contraer por algo tan recreativo como consumir ostras.

Hace un poco más de un mes, un hombre en Indiana, Estados Unidos, contrajo la infección después de comer estos moluscos crudos, según un informe de prensa en The Herald Bulletin. Aunque hasta el momento ha logrado sobrevivir, su larga hospitalización ameritó campañas de recolección de fondos y recuerda cuán importante es procurar comer los productos de mar bien cocidos.

Los síntomas de una infección con la bacteria carnívora

Patrick Baker, de 50 años de edad, compró un lote de ostras en una tienda y se las llevó a casa para disfrutarlas, pero sucedió todo lo contrario. Al cabo de tres días, tuvo que que acudir al departamento de emergencias, donde los médicos decidieron hospitalizarlo por el peligroso cuadro clínico que presentaba.

Los síntomas eran similares a los de la gripe, pero iban acompañados de extrañas ampollas moradas y dolorosas en sus dos piernas. Después de algunas aclaraciones, los médicos le diagnosticaron fascitis necrotizante, una infección causada por una bacteria carnívora que probablemente contrajo al consumir ostras.

Cirugía para controlar la infección, cuidados intensivos y delirio

Baker se sometió a una cirugía de emergencia en ambas piernas para tratar la infección, eliminar el tejido muerto debido a ella y evitar su propagación a otras partes del cuerpo.

Al momento de su hospitalización, tenía temperatura elevada y dos días después tuvo que se trasladado en un autobús salvavidas a Indianápolis para recibir cuidados intensivos. Una vez en la unidad, experimentó un delirio que lo dejó incapaz de procesar lo que le había sucedido durante dos semanas.

Por fortuna, su estado ha mejorado sustancialmente al punto de salir de la unidad de cuidados intensivos. Sin embargo, los médicos informaron que deberá someterse a un injerto de piel junto con otros procedimientos para recuperarse por completo. Mientras tanto, los familiares y amigos realizan una campaña de recaudación de fondos para costear el tratamiento y, al mismo tiempo, concienciar al público sobre la infección.

Un diagnóstico poco común en el Medio Oeste

Vibrio vulnificus, bacteria carnívora que se puede contraer por consumir ostras crudas.
Micrografía de Vibrio vulnificus. Crédito: CDC.

En efecto, la infección se debió a la bacteria Vibrio vulnificus que habita las costas y es particularmente abundante entre mayo y octubre, un período en el que el agua es más cálida. De hecho, se cree que el cambio climático y consecuente aumento de temperatura de los océanos podría estar arrastrándola, como informamos hace dos años.

Pero el diagnóstico no fue sencillo; los médicos que lo atendieron reconocieron que solo se habían enterado de este tipo de infecciones a través de los libros de medicina. De hecho, la infección no es común en el Medio Oeste, lo que hizo los hizo dudar al principio, pero bastó una pregunta para obtener mayor seguridad respecto a sus sospechas.

“El médico entró y preguntó: ‘¿Has estado en un océano recientemente?’ – y fue entonces cuando lo supe”, dijo Mikka Baker, la esposa del paciente.

Comer ostras crudas, contacto con el mar, exposición de heridas y otras causas de fascitis necrotizante

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, según siglas en inglés), informan que las personas pueden infectarse con la bacteria carnívora al comer mariscos crudos o poco cocidos, lo cual incluye las ostras.

Hombres recolectando ostras en una costa con muchas rocas.

Pero el riesgo está más allá del consumo de especies marinas. El simple contacto con el agua de las costas en temporadas cálidas parece aumentar el riesgo. Si las personas tienen heridas abiertas y se sumergen en agua salobre o salada con la bacteria, o si estas heridas tienen contacto con mariscos que la portan. El mayor riesgo lo tienen quienes tienen un sistema inmunológico debilitado, como quienes padecen enfermedad hepática crónica.

Si bien el caso es peculiar, las estadísticas muestran que la bacteria carnívora causa alrededor de 80,000 enfermedades y 100 muertes cada año solo en los Estados Unidos, y la mayoría la contrae por consumo de ostras crudas. Y si bien muchos experimentan síntomas leves, este y los casos de 2019 nos recuerdan que estos pueden ser potencialmente mortales sin atención oportuna.

Referencia:

50-year-old battles rare condition caused by raw oyster. https://www.heraldbulletin.com/news/local_news/50-year-old-battles-rare-condition-caused-by-raw-oyster/article_48898d22-f398-11eb-b1a8-67f248834063.html

Escribir un comentario